Si eres como la mayoría de nosotros, seguramente tienes algo de deuda, aunque sea pequeña. Pero si eres como muchos otros, tu deuda no es tan pequeña y no sólo te incomoda, a veces te asfixia.

Ya sabemos que tener una deuda sana es incluso bueno para nuestras finanzas, pero cuando las deudas se salen de control, la verdad es que no está tan divertido. De hecho, cuando las deudas te superan, a veces solo quieres que te trague la tierra.

Afortunadamente hay dos formas sencillas para salir de deudas. La primera forma es pagando. La segunda forma involucra un bigote falso, una peluca y cambiar de país de residencia. Obviamente, aquí te recomendamos la primera, porque escapar de la realidad no es una verdadera opción.

Cuando tienes más de una deuda, la cosa se puede complicar todavía más porque es más difícil ver la situación desde afuera y a veces nos perdemos por no saber por dónde empezar. Si tienes varias deudas pero ya te decidiste a pagar, e incluso si ya leíste la guía para salir de deudas, te diremos los dos métodos más sencillos para salir de ahí lo antes posible.

Si estás en deudas, te recomendamos nuestro curso online para salir de deudas.

Pagar una deuda según la cantidad total

Cuando se tienen varias deudas, algunos se enfocan en pagar la más grande simplemente porque se siente feo ver números negativos tan elevados. Pero esto no es necesariamente lo mejor.

De hecho, aunque este método no es el más “profesional”, ni el más “técnico” financieramente hablando, esta forma de pago sí puede brindar cierta tranquilidad mental y un sentimiento de progreso que es importante para ganar tracción y seguir con motivación hacia la meta final. Realmente es sencillo, lo que hay que hacer es empezar pagando las deudas más chicas, con la intención de ir eliminando compromisos por completo.

“empezar pagando las deudas más chicas, con la intención de ir eliminando compromisos por completo”

Por ejemplo, si tienes 4 deudas, una de $10, otra de $20, otra de $50 y otra de $100. Empieza pagando la deuda de $10 hasta que la termines por completo. Al darte cuenta que sí es posible, esta pequeña victoria te dará la satisfacción necesaria para seguir con la siguiente y echarle más ganas. Así podrás continuar con ganas para pagar la  de $20, la de $50 y por último la de $100.

Pagar una deuda según el costo de los intereses

Otro método para acabar con las deudas y salir de ellas cuando son más de una, es el método de los intereses. Este método es un poco más eficiente que el anterior y hace más sentido “financieramente hablando”, pero requiere un poco más de disciplina, de auto-motivación y de control personal.  La idea también es muy simple, simplemente hay que hacer un listado de todas las deudas, tener claros sus respectivos intereses y comisiones y atacar primero la deuda más cara.

“Simplemente hay que hacer un listado de todas las deudas, tener claros sus respectivos intereses y comisiones y atacar primero la deuda más cara.”

Dependiendo del tipo y la cantidad de la deuda, el análisis para definir cuál deuda atacar primero puede ser tan sencillo como comparar la tasa de interés, o lo puedes hacer un poco más profesionalmente, con el indicador más simple para saber cuál es la deuda más cara, es el famoso CAT. El cual es un número creado precisamente para poder comparar el costo de distintos productos financieros. Es decir, que el CAT significa el costo total del crédito ya considerando intereses, comisiones, anualidades, etc.

De esta forma tal vez no termines de pagar la deuda más grande desde un inicio, pero estarás reduciendo el costo total de tus deudas.

Si estás en deudas, te recomendamos nuestro curso online para salir de deudas.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados