La Encuesta Nacional de Inclusión Financiera hizo un estudio que muestra que el 44% de los mexicanos prefieren guardar dinero en su casa, en tandas o prestarlo a familiares (esto es porque sienten que el banco hará movimientos truculentos con su dinero).

Por otra parte, el 72% de los mexicanos cree que a los bancos sólo les interesa tener como clientes a los que más ganan dinero.

Tomando en cuenta estas cifras, nos pusimos a investigar las razones por las que la gente no confía en los bancos y la realidad es que existen cientos de mitos y leyendas al rededor de esto, por eso queremos esclarecer tu panorama. Para que no te digan ni te cuenten cosas que ni al caso. 

El 44% de los mexicanos prefieren guardar dinero en su casa

1- Las comisiones no reconocidas se pueden cancelar rápido

Pasa que cuando vas a sacar dinero del cajero automático oprimes el clásico botón que dice “¿desea donar 15 pesos?” y tú todo inocente picas sin querer oprimes el botón que dice “sí, acepto”.

Es probable que a partir de ese momento se haga un cargo automático a tu tarjeta. Muchos pensamos que para cancelar esa comisión tendremos que esperar mucho tiempo para que el banco cancele. La realidad es que el proceso debe resolverse pronto.

Esto se checa directamente en tu banco, si ves que no se apuran recuerda que el artículo 23 de la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros te respalda.

2- Puedes recuperar tu dinero si clonan, si pierdes o si te roban la tarjeta 

Si hay operaciones que no reconoces, el Banco de México obliga a las instituciones financieras a liberarte del pago y a devolverte tu dinero 45 días después de haberlo notificado, (esto no aplicará si el banco comprueba que tú autorizaste la compra).

Si estabas en el extranjero, tendrás 180 días naturales para reclamaciones.

Lo primero que tendrás qué hacer es:

-Cancela tu tarjeta (llama a tu banco y reporta tu problema).
-Redacta tu declaración, con los datos de tu tarjeta, cuánto dinero perdiste, posible lugar en donde viste por última vez tu tarjeta y toda la información que sea útil para que el banco agilice tu proceso.

  • Si no recibes respuesta por parte del banco puedes contactar a la Condusef (ellos son el #bigboss).

Aquí te dejamos el teléfono por si lo necesitas: 5340 0999

3- No estás en la sucursal incorrecta

Un clásico: -Lo siento, pero para cancelar su cuenta va a tener que ir a la oficina donde abrió su cuenta-.

Este es un truquito muy común. Es probable que nunca regreses a la sucursal donde abriste la cuenta, así el banco seguirá cobrando comisiones aunque no estés utilizando esa tarjeta.

Ahora ya lo sabes: Todos los bancos permiten cerrar una cuenta desde cualquier sucursal bancaria (ponte abusado).

4- Piensa dos veces antes de aceptar un crédito/préstamo

Aguas cuando te mencionan que te darán un crédito con una tasa de interés fija en un plazo de 2 o 3 años, por ejemplo.

Muy pocas veces los créditos permanecen con una tasa fija de interés y menos a tan largos plazos (es probable que termines pagando más de lo que tenías contemplado). 

5- No les creas cuando dicen que si dejas de pagar, embargarán tu casa

 Si un despacho de cobranza te amenaza con un embargo debes saber que es completamente fake.

La Condusef dice que un embargo por no pagar un crédito puede pasar solamente si existe la orden de un juez.

Por ejemplo, un despacho de cobranza no puede llevar a cabo un embargo de un crédito hipotecario, primero tendría que haber un historial de moratoria de pagos.

Si llegan a buscarte a tu casa pide que te demuestren la orden del juez que está aprobando el embargo (es importante mencionar que solo podrán embargar tu casa si tienes bronca con un crédito hipotecario, nunca embargarán tu casa si le debes un crédito “normal” al banco).

Ahora que ya sabes todo esto, dile a tus amigos que tienen derecho de exigir sus derechos como clientes de cualquier banco.

No creas todo lo que te cuentan, no supongas; hay mitos y leyendas que lo único que provocan es desconfianza. Ya es hora que empecemos a estar mejor informados (:

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados