Estuve con Vania por más de 6 años. Cuando comenzamos a vivir juntos todo era muy divertido, nos gustaba ir al mercado de San Ángel a comprar plantas y los domingos íbamos a casa de sus papás a comer en familia.

Algunos jueves nos íbamos a IKEA a comprar cosas para la casa y los viernes no cocinábamos, por lo general íbamos a Casa de Toño por tacos de cochinita pibil y pozole.

Ayer, Vania vino por todas sus cosas y se fue.

Mi historia de amor se terminó y me siento muy triste Chio.
Eso fue lo que me dijo mi amigo Diego al teléfono. Lo escuché muy mal y me dio la impresión de que de verdad su corazón estaba roto.

No me considero la mejor consejera para sanar los corazones rotos de mis amigos pero sí quería escucharlo, así que lo invité a un café, pase por él a las 5 pm y nos fuimos al Centro. 

Ya se imaginarán, todo el camino íbamos escuchando Everybody 's changing de Keane en loop infinito y a parte de todo, estaba lloviendo.

La postal más trágica para el corazón roto de mi amigo.

chico tomando un café mientras llueve

Cuando llegamos al café, me pedí un capuccino con vainilla y él todo triste, pidió un café negro sin azucar.

-Venga amigo, suéltalo todo. Aquí estoy, ¿qué pasó?-, le dije.

-Terminé con Frida-, me dijo.

Yo creí que había sido ella la que había terminado con la relación, ¿por qué decidiste eso?, le pregunté.

Diego tomó un trago de su café amargo y me dijo:

No estamos de acuerdo con nuestras visiones de ver al mundo ni en cómo gastar nuestro dinero.

Disfruto mucho su compañía, pero no veo futuro con ella y en este momento de mi vida me doy cuenta que "el amor" no basta para mí, claro que es muy importante pero hay miles de cosas más allá de eso.

Wow, neta sí estaba muy intrigada, ¿en qué momento Diego había profundizado y cambiado tanto?

Él y yo nos conocemos desde la secundaria y el recuerdo más claro que tengo de él es de cuando me compartía de sus papas a la francesa a la hora del receso, de las veces que me contaba de su afición por “Los Supercampeones” jajaja o de las veces que los prefectos lo castigaban por llevar su pants roto.

Mi amigo Diego había cambiado y madurado, se veía muy desanimado pero a pesar de su tristeza, yo lo veía muy seguro de sus palabras.

Hace varios años me di cuenta que Vania tenía una afición fuerte por las compras en línea y todo bien con eso, cada quién gasta su dinero como quiere, pero hace 1 año ella se quedó sin chamba y comencé a notar que ahora utilizaba mi tarjeta para hacer todas esas compras que -a mis ojos- eran innecesarias.

Discutimos varias veces por eso y ella arremetía conmigo diciendo que estaba siendo muy egoísta.

i dont want to be hereTambién aplicó para cursar un diplomado en una universidad (cara), pidió un préstamo financiero y entre los requisitos le solicitaron un aval con buen historial crediticio y claro que yo acepté.

Lo malo fue que con el tiempo dejó de ir a la universidad porque según el plan de estudios no llenó sus expectativas pero nunca se dio de baja. Ahora, la financiera no deja de llamarme exigiendo sus pagos pero ¿yo qué culpa tengo? yo también tengo mis gastos y desde un inicio acordamos que yo solo sería aval y que ella se encargaría de los pagos de la colegiatura.

Mi historial en el buró de crédito está por lo suelos y ¿sabes qué es lo peor? que ella no tiene la culpa, el error fue mío por siempre decirle: “SÍ” a todo.

Nuestro barco se estaba hundiendo desde hace tiempo y yo nunca supe ni pude ponerle un límite.

Siento que estamos en otra sintonía, no me escucha y dice que no la entiendo pero intento hacerlo:

¿Qué es lo que ella quiere?, ¿que no le diga absolutamente nada?, ¿que la deje gastar todo el dinero que tenemos ahorrado?, te prometo que he tratado de entender que hay cosas que son importantes para ella pero no todo debe de tratarse de lo que ella quiere, ¿no crees?

¿Somos un equipo, no? pero ¿qué pasa cuando tu equipo ya no quiere serlo?

Sé que ella me ama mucho (igual que yo) pero hay una línea delgada entre la atracción de opuestos y las diferencias intratables. 

Wow Diego. Eso fue lo único que pude decirle.
Qué gran lección me acabas de dar, amigo.

The end

La relación colapsó cuando Vania decidió que era momento de partir de casa de Diego porque quería viajar por el mundo y Diego prefirió quedarse a echar raíces, seguir trabajando y crecer profesionalmente, Me dijo que se está preparando para un examen importante y que en este momento de su vida no quiere viajar por el mundo.

Cada uno merece tomar caminos distintos y ser feliz con eso.

Ya no coincidimos Chio, yo quiero ser feliz y quiero que ella también lo sea.

Al final me dijo que se despidió de Vania diciéndole esto:
Sé feliz amor mío, que la vida te lleve lejos de mí, pero cerca de ti.

 

Etiquetas:
Pareja
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados