La vida de un emprendedor es cuesta arriba. Si se tratase de un videojuego, consolidarte como independiente sería el nivel experto. El más difícil.

Este nivel del que te hablo consiste en ir contra corriente, ser buen candidato a préstamos, consolidar la administración de tu negocio, brincar obstáculos, esquivar los “no se puede” y una larga lista de tareas por resolver.

Un estudio hecho por el Centro para el Desarrollo de la Competitividad Empresarial dice que entre 2009 y 2012 nacieron 1 millón 135 mil empresas en México y a su vez murieron 884 mil 240. Las razones principales por las que estos negocios no funcionaron fue falta de ingresos, exceso en los gastos operativos, mala administración del dinero y problemas de préstamo.

En fin, nos han repetido hasta el cansancio las razones por las que podría tronar nuestro emprendimiento pero casi nunca se nos dice cómo cambiar el chip para comenzar a pensar en grande (como un verdadero emprendedor).

Por eso te armamos una lista que va más allá del dinero que necesitas para echar a andar tu proyecto.  

Piensa como CEO

Elimina de tu mente las clásicas expresiones que le quitan credibilidad a tu emprendimiento.
No apliques el: “tengo un pequeño negocio” o “apenas voy empezando”.

El primero que debe creer en tu emprendimiento eres tú. Créetela. 

Checa cómo te estás hablando, si piensas pequeño, actuarás pequeño.

La mentalidad CEO consiste en dejar de ver a tu empresa como algo personal y visualizarte como él o la CEO que ha sido contratada por una compañía importante y que tiene que resultados favorables en un año.

Seguro habrá días complicados así que háblate bonito (lo vas a necesitar). Si sientes que un día no va bien, repite esto:

(Tu nombre aquí) lo estás haciendo bien, hay mucha gente que no lo hace y tú lo estás haciendo.

¿Del 1 al 10 cuál es tu nivel de cansancio?

No le tengas miedo al cansancio. No esperes los fines de semana para descansar; si estás por emprender un proyecto y no tienes tiempo por tus horarios de oficina, entonces los fines de semana son tu oportunidad; acuérdate que la vida que tú tienes, tú la creas.

Si quieres tener lo que pocos tienen, debes estar dispuesto a hacer lo que pocos hacen

Tira buena onda a donde sea que vayas

¿Cuando llegas a un lugar, la gente se acerca a ti o se aleja? Si tú te caes bien todo tu entorno avanzará positivamente. Haz la prueba.

Apoya a otros emprendedores, recomiéndalos.

Comparte lo que sabes.

Sé sencillo y trata bien a los demás (sin importar el carrazo o la bici sencilla que traigan).

Inspira.

Necesitas un mentor

Una investigación hecha por Endeavour Insight confirma que el 33% de las personas que tienen un mentor se vuelven más exitosas a nivel profesional. Busca a gente que te sume, que te de feedback y que sea experta en tu rama.

Ármate un equipazo

Bien dicen que somos en promedio cinco de las personas con las que nos juntamos. Aunque lo niegues, tienes cierto porcentaje de actitud de tus más cercanos.

Cuestiónate, ¿la gente que frecuentas te suma o te resta?

Para conformar tu equipo de trabajo tendrás que analizar sus características personales, habilidades, fortalezas y todo eso te complementará.
Consejo: Si estás emprendiendo no puedes tener a 5 creativos en una misma sala de juntas, necesitas a alguien que aterrice las ideas, que lleve la administración de tu empresa y otro que sea un fregón en las ventas. 

Hazle caso a Malcolm Gladwell

Se necesita invertir 10 mil horas en algo par convertirte en un experto. Súmale a tus 10 mil horas todos los días, lee, conoce nuevas personas, aplica el networking, capacítate, escribe tus ideas, lee de todo.

No hay un lugar exitoso donde no haya gente haciendo las cosas muy bien. 

Habla con la neta

Abre puertas, sé sincero, vende un producto/experiencia de calidad. Crea la necesidad de que te necesiten. Sé claro a la hora de presentar tu producto (tanto con tu equipo como con las personas a las que les estás vendiendo la idea).

No trabajes solo por el dinero

Trabajar en lo que amas te lleva a conectar con gente increíble. Si emprendes en algo que crees y que además te apasiona todo (hasta las ganancias que esperas) se van dando por añadidura (obvio, no será sencillo) pero al menos el camino será mucho más llevadero.

“Tiende tu cama, lee, levántate temprano, ahorra y si vas a hacer algo hazlo bien. Las cosas sin pasión no se pueden hacer”.

Ahora, lo único que te queda por hacer es mantener estos consejazos como un loop infinito en tu cabeza. 

 

Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados