México es tierra emprendedora.

¿No nos crees?

México es de los países con mayor emprendimiento en América Latina y las Pymes generan 52% del Producto Interno Bruto (PIB) y más de 70% del empleo en el país.

Por datos como estos, llegamos a la conclusión de que (ahora más que nunca) debemos creer en el emprendimiento y normalizar el hecho de lanzar nuestras empresas y ser generadores de empleo. 

Agentes de cambio.

Si no sabes cómo empezar, aquí te dejamos varios datos importantes:

Haz una lista satisfacción vs frustración

En esta lista apunta 10 actividades que te hagan feliz y otras diez que te causen molestía.
Luego ponte a analizar cómo va a ser el mundo en 10 o 20 años, así como cuáles serán las necesidades a futuro y qué nos hará falta.

Con este ejercicio te dadás cuenta de qué es lo que te apasiona y en qué podrías trabajar sin que te cueste trabajo despertarte en las mañanas.

Empieza rápido desde donde estés

Aunque no salga perfecto, empieza con lo que tienes (aunque no sea como lo imaginaste).

Si lo piensas mucho, terminarás haciendo nada.

Dale tu toque original

Especialízate en el producto, ponle tu toque mágico, conviértete en competencia para las demás compañías con productos ‘parecidos’ al tuyo.

No te compliques tantísimo, vete a lo básico y  que sea un negocio que requiera poca inversión de entrada.

Selecciona los 10 o 20 libros especializados en tu rama, lee mínimo 2 por semana o 700 páginas.

Entre más leas acerca de tu pasión, automáticamente empieza a haber una conexión cerebral y gracias a eso, se vuelve exponencial el conocimiento. 

Tampoco te olvides de los seminarios web y podcast, muchos son gratis.

Sé todólogo

De entrada, no te asocies, primero debes saber lo básico: Administración, Finanzas, Legal, Informática, Comercial, Procesos Industriales, etcétera.

Las ramas que debes dominar para triunfar en el emprendedurismo son: Comprensión lectora y Matemáticas.

Comienza a capacitarte.

Red de contactos

Para que tu negocio crezca más rápido debes echar un ojo a tu lista de amigos y conocidos. Haz una lista en donde incluyas a esos amigos que te inspiran y que -al igual que tú- se la estén rifando. Divide la lista en tres áreas y ve segmentando a tus amigos dependiendo del área en la que te gustaría abordarlos.

1- Proveedores

2- Prestadores de servicio 

3- Clientes 

Lee el libro: “Nunca comas solo” de Keith Ferrazzi y Tahl Raz.

Ojo con tus redes sociales

Los memes no están mal (solo de vez en cuando) pero para crear conexiones laborales mejor abre LinkedIn.

Gánale a los demás

-No hay sobrenaturales. Convéncete que neta sí puedes, deja el drama y echa a andar el proyecto.

-Construye un entorno que te permita especializarte constantemente.

-Enfócate en hacerte experto: Te tomará 3 o 4 años pero empieza ya.
Avísale a la gente que amas que vas a estar enfocado en tu pasión.

Toma riesgos

Nadamás que no sea un riesgo que pueda acabar con todo lo que has construído.

Congruencia y valores

Pregúntate: ¿Qué huella estarás dejando a las próximas generaciones?

Redacta tu decálogo de valores y sé firme con tu cultura corporativa, comprométete a cumplirla a pesar de las adversidades.

Debes saber tus números 

Costo de ventas y utilidad bruta

Debes saber cómo se lee un estado de resultado (los ingresos, costos y gastos de tu empresa por un determinado periodo).

El modelo de negocio

Para cerrar, te dejamos una frase romantic style in the world:

Hay que crear empleos, así México saldrá adelante. Quiere mucho a tu país

 

Artículo inspirado en video de: Rodrigo Herrera.

Etiquetas:
Emprendimiento
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados