En Nicaragua durante los últimos años se ha reducido mucho el trabajo formal, pero ha aumentado el trabajo informal y esto se debe a la capacidad limitada que tiene el mercado laboral formal para la demanda de los nicaragüenses que buscan un trabajo.

Pero bien dicen que las mejores ideas son las que nacen en momentos difíciles o de crisis y muchos de los nuevos emprendedores nicaragüenses lo confirman. Ellos han sacado el ingenio más creativo, para generar ideas capaces de satisfacer las necesidades de los consumidores.

Sin embargo, antes de tomar la decisión de emprender, primero debés hacer un minucioso análisis de mercado mediante la cual identifiqués los escenarios de riesgos, quiénes podrían ser tu competencia más próxima, cómo se comporta el consumidor del producto o servicio que pretendés ofrecer, qué elemento diferenciador podés incorporar, qué precios se manejan en ese rubro, tus costos de producción, tus canales de distribución y, por supuesto,  las actividades de promoción, alianzas estratégicas comerciales, etc. 

buscando información en una mesa llena de papeles

Primero debés saber: ¿Qué es invertir?, Invertir implica un sacrificio en el momento presente y converge por una situación en el futuro en donde el objetivo es obtener beneficios, en pocas palabras es poner a trabajar cierta cantidad de dinero para generar más con la finalidad es generar ganancias.

En Nicaragua no se ofrecen numerosas alternativas de inversión como sí ocurre en otros países, por lo tanto, las inversiones se limitan a un negocio, certificado de depósito y la bolsa de valores principalmente.

En este artículo quiero compartirte algunas ideas de negocios que no necesariamente requieren de un gran capital como parece, pero sí de mucha planificación operativa y dedicación.

1- Alimentación. Desde granos básicos hasta comida preparada y puesta en la puerta de tu casa o trabajo, a la hora de priorizar gastos esta necesidad es imprescindible, por tanto, si le damos vuelta a la idea, podemos hallar algún nicho de mercado al cual dedicarnos.

Con la pandemia una inmensa cantidad de negocios realizan sus ventas en línea y ese podría ser un plus en las ofertas a tus clientes; también si no tenés el capital para alquilar un local y ofertar tus productos perfectamente podés promocionarlo a través de las redes sociales.

Bolsas de fruta

2- La vanidad de las mujeres. En mayor o menor medida, las mujeres siempre destinamos parte de nuestros ingresos a vernos y sentirnos bien. Aunque estamos en momentos de austeridad económica, si un negocio logra ser más competitivo que el resto de este ramo, podrá obtener una parte de ese presupuesto ajustado de las mujeres. ¿Competitivo? Sí: precios atractivos, facilidad de compra o entrega, buen servicio, entre muchas otras características que los consumidores buscamos. Pongámonos en el papel de consumidores y pensemos en qué nos haría elegir un producto o servicio específico.

Mujer poniendose una mascarilla en el rostro

3- El pasatiempo de los hombres. A la hora de gastar, los hombres suelen planificar menos que las mujeres por tanto aquellas cosas que les apasionan: tecnología, videojuegos, deportes, comida, etc. Pueden ser el negocio perfecto en el podás invertir, pero antes hay que fijarse en qué gastan los hombres y así determinar dónde tenemos oportunidad de hacer negocios.

Y si querés algo más global podés iniciar a vender desde vestimenta hasta cosas para el hogar. De igual manera con este tipo de negocio podés usar las distintas redes sociales dando a conocer tu ofertas a través de fotos, video y hasta catálogos seleccionados por sección en dependencia de lo que ofrezcas.

Dos personas jugando videojuegos

4- La ilusión de los niños. Esta área es muy amplia (muchas oportunidades de negocios) y puede ser más efectivo. ¿Por qué? Porque los padres saben muy bien que son capaces de renunciar a todo con tal de dar a sus hijos aquello que tanto anhelan; sabemos que esa sonrisa no tiene precio, por tanto, los negocios enfocados a satisfacer necesidades de ese sector, tienen inmensas oportunidades de ser exitosos.

Todos esos modelos de negocios dependen de una sola cosa: de vos. Depende de las decisiones que tomés y la primera de ellas debe ser no perder el tiempo y ponerte a producir ideas y trabajar en ellas.

Niño jugando con plastilina de colores

Otras inversiones

Si lo tuyo no es tener un emprendimiento o negocio, pero tenés un cierta cantidad de dinero de la que te gustaría sacar provecho pues para gusto los colores; podés hacer crecer tu dinero invirtiendo en un certificado de depósito uno de los productos que ofrecen todas las instituciones financieras.

Para que estés más claro el certificado de depósito se trata de un documento emitido por una entidad de crédito como un banco para certificar el depósito de fondos por parte de un cliente a un plazo y tipo de interés determinado.

El certificado de depósito se puede considerar una inversión y es una herramienta de ahorro seguro, porque tu aportación inicial está respaldada ya que al final del período se devuelve el interés y el saldo principal.

Normalmente el banco por el certificado te ofrece un tipo de interés mayor que los de cuentas de ahorros, además normalmente son intereses compuestos, lo que significa que el certificado de depósito gana un interés y éste se añade al balance principal del depósito. El tipo de interés va en dependencia de la entidad bancaria, aunque normalmente anda entre un 4% y 6%, mientras que las cuentas de ahorros ofrecen una tasa de interés cerca del 0.75%.

Como verás existen múltiples formas de invertir para hacer crecer tus recursos, cada una con un nivel de riesgo y rendimiento diferente.

Muchas personas creen que para entrar en la Bolsa de Valores deben contar con grandes sumas de dinero, pero realmente está abierta a pequeños, medianos y grandes inversionistas. En Nicaragua se ofrece un producto de inversión de corto plazo llamado reporto, que es un contrato desde un día de plazo hasta 180. Generalmente el mínimo de inversión para estos instrumentos es de unos mil dólares.

Por sus tasas de rendimiento se suelen comparar las inversiones en la bolsa con los certificados de depósitos y surge el cuestionamiento de qué conviene más. Hay que aclarar que uno no sustituye al otro. Si querés hacer crecer tu dinero mediante inversiones lo importante es diversificar, repartir la cantidad disponible en varias opciones tales como instrumentos bancarios, en la Bolsa, en bienes raíces, algún negocio, entre otros.

Etiquetas:
Inmobiliario
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados