Trabajar, viajar, salir con amigos, hacer todas las cosas que nos gustan, en fin, disfrutar de la vida…. Para poder hacer todo esto, necesitamos un solo bien invaluable: nuestra salud, pero cuidarla muchas veces puede llegar a resultar muy caro. ¿Sabías que podrías gastarte hasta $433,000.00 en una hospitalización?, de acuerdo con la AMIS es el costo promedio de una atención hospitalaria en nuestro país. Es mucho dinero, ¿verdad?

Tengo un amigo que hace tiempo empezó con un dolor en el estómago, al principio, no le hizo caso, pensó que después se le pasaría. Pero no se le pasó, y se fue haciendo más fuerte cada vez, y para cuando se fue al hospital, lo tuvieron que operar de urgencia por apendicitis. Llegó a un hospital privado, así que de un momento a otro, ya debía arriba de $50,000, en un ratito…. Y pues, no tenía el dinero para pagarlo, así que, ahí empezó a juntar dinero con su familia, para poder pagar su operación más los días de hospitalización. 

Por suerte para nosotros, podemos evitar caer en la bancarrota y al mismo tiempo mantener nuestra salud gracias a los Seguros de Gastos Médicos Mayores, que como su nombre lo indica, nos dan la Seguridad de que en algún accidente o enfermedad “Mayor” el costo de dicho tratamiento estará cubierto. Además de esto, tienen muchas otras ventajas, te voy a platicar algunas:

  • Tienes acceso a las mejores clínicas y hospitales del país, incluso en el extranjero podrías tener atención.
  • Si llegaras a tener un bebé, te cubre los gastos de tu parto ó cesárea y además de esto tu bebé nace asegurado (incubadora, operaciones de males congénitos entre otros, quedarían cubiertos).
  • Puedes tener médico en casa.
  • Asistencias médicas telefónicas ilimitadas.
  • Convenios con dentistas y ambulancias.
  • Prótesis, trasplantes, rehabilitaciones, quimioterapias, radioterapias, etc. cubierto por tu póliza.
  • El costo de tu seguro lo puedes deducir de impuestos.
  • Y por último, pero no menos importante, el hecho de saber que si te enfermas tienes atención inmediata en un hospital privado, y no tienes que esperar a que tenga cita el especialista, te va a cambiar mucho tu panorama. 

equipo de doctoras revisando a un paciente

Por otro lado, los Seguros de Gastos Médicos Mayores están rodeados de mitos, que si son muy caros, que si no te pagan, pero la realidad es que la historia de mi amigo puede prevenirse gracias a estos seguros, pues son la mejor herramienta que existe para hacerle frente a las enfermedades y accidentes a las que estamos expuestos todos los días. Pero para poder utilizarlo correctamente, a la hora de elegir y contratar uno, debemos tener en cuenta varios puntos básicos, y yo te los voy a desmenuzar para que puedas entenderlos como un experto:

 

  • Grupo de Hospitales: No cuesta lo mismo irte a un hotel 2 estrellas en Cancún, que irte a uno de 5 estrellas, ¿verdad? Con los hospitales pasa lo mismo, el costo de tu seguro va a depender de en qué grupo de hospitales te gustaría atenderte. Los hospitales más costosos están en la ciudad de México, por ejemplo el ABC Santa Fe.

 

  • Deducible: ¿Lo has escuchado muchas veces y nomás no terminas de entenderle? Básicamente, es el tope mínimo que tiene que costar tu hospitalización para que tu seguro te lo cubra. Por ejemplo, si en tu póliza se establece un Deducible de $27,000.00, y vas al hospital y toda tu atención costó $26,000.00, el seguro no te lo va a cubrir, pero si vas al hospital y tu atención cuesta $260,000.00, sí te lo van a cubrir,  siempre y cuando realices el pago del DEDUCIBLE previo al desembolso de la aseguradora. Tienes que tener mucho cuidado con el deducible que elijas (sí, tú lo eliges), porque debes de saber que a partir de esa cantidad es lo que te cubre tu seguro. Y en caso de accidentes, no te preocupes, ahí no aplica ningún deducible. 

 

  • Preexistencias: Tu Seguro de Gastos Médicos, te va a cubrir todos los accidentes, las urgencias médicas y las hospitalizaciones que tengas, a partir del día en que lo contrates, en adelante. Cualquier enfermedad o padecimiento que haya comenzado ANTES de contratar tu póliza, queda excluido.

 

  • Periodo de espera: Los Seguros nos marcan periodos de espera en algunas enfermedades precisamente para evitar, que la gente llegue con alguna enfermedad a contratar su seguro esperando que se la cubran. Pero no te preocupes, accidentes y urgencias médicas, esas están cubiertas desde el día uno.  

equipo de doctoras y enfermeras bailando

Así que ya lo sabes, mientras más pronto tengas tu Seguro, mejor, porque vas a empezar a crear antigüedad,  y si en el futuro desarrollas alguna enfermedad ó si mañana te accidentas, estarás cubierto. 

Y por último, recuerda ser sincero con tu aseguradora, debes declarar si te han operado de algo anteriormente, o si ahora mismo estás enferm@ de algo. El seguro es un contrato de buena fé, donde la aseguradora confía en que declaras la verdad, y tú confías en que te pagarán en caso de que te enfermes. 

George Clooney sonriendo disfrazado de doctor

Si ya estás listo para contratar tu Seguro de Gastos Médicos Mayores, recuerda que todas las aseguradoras son buenas. La diferencia radica mucho en tu asesor, debe explicarte todo muy bien e inspirarte confianza, ya que será quien te acompañe y te apoye en todos los trámites que necesites hacer para cobrar reembolsos ó programar cirugías. 

Recuerda que en el hospital te cobran todo, cada jeringa ó algodón que usen, te lo van a cobrar: un día en el hospital  es más caro que un año de tu Seguro. 

Etiquetas:
Seguros
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados