Hay varias formas de comprar una casa y de invertir en bienes raíces. La forma más común y tal vez más “fácil” es comprar una vivienda a través de un crédito hipotecario. Aquí te explicamos qué es y cómo funciona un crédito hipotecario.

¿Qué es un crédito hipotecario?

Un crédito hipotecario es un préstamo que permite adquirir un inmueble, sirve para comprar una casa, un departamento, un espacio comercial, un terreno, o incluso para remodelar o construir. Estos créditos cobran un interés que puede ser fijo o variable y tienen un tiempo de vida normalmente predefinido a mediano o largo plazo.

Un crédito hipotecario es un préstamo que permite adquirir un inmueble, sirve para comprar una casa, un departamento, un espacio comercial, un terreno, o incluso para remodelar o construir.

En pocas palabras, es como cualquier otro crédito, con la principal característica de que son montos grandes, tienen plazos medianos o largos y que su objetivo principal es para utilizarse en alguna inversión de bienes raíces.

¿Cómo funcionan los créditos hipotecários?

Existen distintos tipos y diferencias entre créditos hipotecarios, préstamos hipotecarios y otros productos similares. Pero en general, todos funcionan de formas similares.

  1. El usuario interesado solicita el crédito a un banco, institución financiera, plataforma en línea, o similar. En la gran mayoría, ya con una idea (vaga o específica) del tipo de inmueble que desea adquirir.
  2. El banco o institución financiera (prestamista) realiza un estudio con el objetivo de analizar la capacidad de pago y responsabilidad de quien solicita el crédito. En este estudio se revisa el Buró de Crédito, cuentas bancarias, entre otras cosas y el análisis determina si es candidato a préstamo y también la tasa y las condiciones! Por eso insistimos mucho en cuidar tu historial crediticio, ya que entre mejor puntaje tengas, te ofrecerán mejores créditos (más baratos y con mejores condiciones). Aquí te damos algunos tips para mejorar tu score en el buró de crédito.
  3. Si el usuario investigado cumple con los requerimientos establecidos por cada institución, el prestamista le facilita una cantidad de dinero y establece los costos y las condiciones como el interés por el uso del crédito (puede ser fijo o variable), el plazo (normalmente va desde 5 hasta 30 años), entre otros. Aquí también se establecen las formas y periodos de pago (normalmente mensuales). Algunas de estas son negociables, por lo que es importante conocer las opciones de distintos lugares antes de tomar una decisión.
  4. Una vez aprobado el crédito, se genera un contrato, el banco paga directamente al vendedor del inmueble y la propiedad queda como garantía a nombre del prestamista.
  5. A partir de entonces, quien recibe el crédito debe pagar como acordado al prestamista y la propiedad se libera hasta al final del crédito, cambiando el nombre del propietario al terminar de pagar.

Los costos del crédito hipotecario

Y claro, como casi cualquier otro crédito, una hipoteca cuesta. Ese prestamista quiere una ganancia por prestarte cientos de miles de pesos durante varios años. En otro artículo explicaremos a profundidad cada tipo de costo, pero aquí explicamos cuáles son los costos más comunes de los créditos hipotecarios.

De entrada debes saber que un crédito hipotecario involucra por lo menos dos conceptos de pago distintos: los pagos iniciales y los pagos mensuales. El porcentaje puede variar, pero en promedio, los créditos hipotecarios prestan hasta un 80% del valor del inmueble, esto significa que debes tener ahorrado el 20% del valor de la propiedad para los pagos iniciales y cubrir con mensualidades el 80% restante.

Los pagos iniciales:
Son los pagos necesarios para iniciar el crédito, incluyen cosas como el enganche, el costo de apertura, gastos de notaría, impuestos, etc.

Los pagos mensuales:
Son los pagos constantes durante toda la vida del crédito, los cuales incluyen la aportación al capital, los intereses, el seguro,  los costos de propiedad, entre otros.

¿Vale la pena pagar una hipoteca?
Es una pregunta difícil de responder ya que hay demasiadas variables en la respuesta. Hay gente que nunca tendría la disciplina para ahorrar lo suficiente para comprar una casa y su única forma de hacerlo es “a la fuerza” con un crédito hipotecario. Muchos piensan que utilizar un crédito siempre es mejor porque creen que lo que cuesta en intereses equivale a la plusvalía del inmueble...pero eso sucede muy pocas veces, normalmente un inmueble será mucho más costoso a crédito, que de contado. Si te interesa saber más de esto, lee nuestro análisis sobre ¿Qué conviene más, comprar una casa a crédito o ahorrar y pagarla de contado?


Pronto haremos un artículo con los mejores tips para obtener un crédito hipotecario, pero por lo pronto te recomendamos leer una regla básica si quieres solicitar un crédito para comprar un inmueble, conoce la Regla del 28/36.

Etiquetas:
Inmobiliario Bancos

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados