Pónganse cómodos y lean con calmita porque este es un tema muy importante.
¿Están list@s?

Tomemos en cuenta que el salario promedio de un mexicano es de $11,000 mensuales según un estudio publicado por el IMSS. 

A esto sumemos que solo el 12% de los mexicanos tiene cuentas de ahorro y solo el 30% de la población entiende conceptos financieros básicos, según datos de la CONDUSEF.

Lo antes mencionado es el combo perfecto que hace que los empleados mexicanos caigan en deudas y esto repercute directamente en su desempeño laboral.

¿No nos crees?, aquí te contamos más.

¿Qué tan tóxico es que tus empleados tengan estrés financiero?

La ansiedad y desgaste que provocan las deudas en tus empleados los lleva a enfrentar deudas impagables, a créditos con intereses muy altos o a préstamos con familiares y amigos.

Ahí te va:

  • Según un estudio lanzado por Expansión, el 81% de los colaboradores admite que se preocupa e intenta resolver sus problemas financieros durante su horario laboral.

  • Los empleados cambian de empleo para obtener incrementos de salario (aunque no sean lo suficientemente altos para pagar sus deudas) y esta rotación es cara para las empresas, ya que reemplazar un empleado en promedio puede costarles hasta $35,000 aproximadamente.

  • El INEGI dice que e l 75% de los mexicanos vive de su nómina, sin tener ahorros, por eso es que cada quincena caminan en la cuerda floja porque viven con el dinero justo y no les alcanzará si se llega a presentar un imprevisto, emergencia o un recibo más alto de lo normal.

  • De acuerdo con el estudio Estrés financiero: Crisis silenciosa del bienestar de empleado y empresarios, realizado por Max Capital Mex, gran parte de los trabajadores mexicanos no cuentan con la liquidez monetaria para realizar compras de contado, por eso, realizan transacciones con la tarjeta de crédito y llegan a consumir un alto porcentaje de sus ingresos que finalmente no pueden pagar.

Más allá de la nómina, échale un ojo a las prestaciones

Tomando en cuenta lo anterior, queremos decirte que si eres empleador o perteneces al área de Recursos Humanos será una gran opción potenciar la cultura financiera dentro de tu empresa ya que los empleados tienen un fuerte deseo de programas de bienestar financiero.

Aquí te dejamos algunas opciones que puedes implementar:

  • Seguro de vida

  • Seguro dental

  • Membresía de gimnasio

  • Convenios con empresa 

  • Servicios de guardería

  • Un curso de Finanzas en Querido Dinero

  • Descuentos educativos (maestrías)

  • Talleres gratuitos de mindfulness

  • Cobertura por embarazo

  • Coberturas funerarias

  • Asesorias financieras para resolver sus broncas

  • Planes de ahorro

De verdad, no lo eches en saco roto. Este tipo de prestaciones aumentará la productividad personal, reducirá los días perdidos por ineficiencia y el absentismo laboral.

No todo es poner un futboIito en la oficina

¿Qué onda con el salario emocional?

El home office y la comunicación vía remota nos ha dejado claro que ahora más que nunca es necesario estar en contacto con nuestros empleados y hacerles saber que su labor es importante para la empresa.

Aquí te dejamos los 5 pilares básicos del salario emocional basados en el libro Employer Branding de Talent Clue para tener una comunicación efectiva con tu equipo.

  • Dile a tus empleados que su labor dentro de la organización es im-pre-scin-di-ble.

  • Transmite qué es lo que se espera de ellos a corto, mediano y largo plazo.

  • Dale los recursos necesarios para que puedan desempeñar su trabajo con comodidad.

  • Muestra tu apoyo y ten una comunicación fluida con ellos. No desaparezcas.

  • Estrecha relaciones entre los colaboradores y tú. Que tengan la confianza de acercarse contigo.

El 77% de los empleados recurre a empeños y otras fuentes informales de financiamiento para enfrentar sus incidencias de efectivo. Fuente: Max Capital Mex.

Con todo esto, llegamos ala conclusión de que ha llegado el momento de hacer equipo entre empleadores y empleados. Para eso necesitamos reescribir los viejos estándares y buscar asociarse con instituciones financieras y cooperativas de crédito para dar préstamos personales a tus trabajadores, implementar mejores prestaciones y hacerles saber que ‘no son un número más’ en la empresa.

Por último, ofrece a tus empleados una forma sencilla de superar las crisis financieras sin recurrir a otro tipo de préstamo que a la larga les ocasionará un alto costo de pago y carencias en su desempeño laboral.

Acuérdate: Si ellos ganan, tu empresa también lo hará.

 

Etiquetas:
Empleo
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados