Esta serie trata de una organizadora de bodas (Sarah Miller) y una agente inmobiliaria (Nichole Holmes) que compiten por ganarse el corazón y el presupuesto de parejas indecisas entre una boda y una casa de ensueño.

Ambas mujeres, fieles a sus convicciones, arman las mejores estrategias de venta e intentarán convencer a cada pareja de que la opción que cada una plantea es la mejor.

Esta serie se centra en la típica frase que seguramente todos hemos escuchado:
¡Podrías comprar una casa con lo que estás gastando en esa boda! 

Tener la boda de tus sueños y comprar casa son dos de los anhelos clásicos de las parejas mexicanas.

perrito con lentes de sol y playera hawaiana

¿Estás dispuest@ a pagar mucho dinero por una boda?

Sarah, la organizadora de bodas que protagoniza esta serie, comparte el sentimiento de muchas novias y de muchos novios: el día de tu boda es el más importante y feliz de tu vida, y los recuerdos que te quedan no tienen precio.

¿Crees que es mejor idea comprar una casa?

Entonces eres parte del team: Nichole. Ella es la agente inmobiliaria que en la serie resalta que tener una gran boda no tiene mucho sentido, que es mucho más emocionante comprar una casa nueva y que esa es la decisión más romántica -¡y práctica!- que una pareja puede tomar.

 

Ojo: Aunque gastar en una casa se ha enmarcado como una inversión más sólida, también es un compromiso financiero a más largo plazo PERO una casa genera valor líquido, mientras que una boda no.

meme de perrito

¿Conviene tirar la casa por la ventana?

Mantén la calma con los gastos de tu boda. Hay varios episodios en los que los novios desembolsan una fuerte cantidad de dinero en regalos para todos invitados, flores en la iglesia, salvamanteles y centros de mesa personalizados y la verdad es que todos esos gastos juntos suman una enorme cantidad de dinero.

 

No te dejes llevar tanto por la emoción y efusividad, planea tus gastos con la cabeza fría. Tu cartera y tu “yo” del futuro te lo van a agradecer.

Piensa con detenimiento: ¿Cuál es tu objetivo: maximizar tu patrimonio neto o la experiencia con tu pareja?

novios bailando en su boda

¿Cuál es la respuesta más popular?

En el transcurso de 10 episodios, cuatro parejas eligieron la casa y seis la boda.
Esto quiere decir que los humanos preferimos tener buenos recuerdos, es por eso que elegiríamos el bodorrio en lugar de la casa.

En México, las personas casadas representan el 35% de la población, mientras que los que viven en unión libre son el 18%, según datos del Inegi del Censo de Población y Vivienda 2020.What do I do? escena Friends

Una cosa no está peleada con la otra

Hay una frase que dice: “Puedes con todo pero no con todo al mismo tiempo”.
Si planeas con antelación, podrás hacer todo lo que quieras pero si no lo haces tendrás que decidir primero por una cosa y luego por otra.

Con esto no estamos diciendo que nunca podrás tener una casa o que es imposible tener un bodorrio. Lo que queremos decirte es que la base del éxito está en planificar tus metas y ahorrar para lograrlo.

novios agarrados de la mano y brincando en una fuente

Consciencia colectiva

Durante este tiempo de pandemia se han pospuesto bodas y otras se han celebrado de forma más reducida, esto nos demuestra que verdaderamente no necesitas gastar una fortuna para pasarla bien. 


Después de un año de pandemia ya nos dimos cuenta que eso de gastar todos nuestros ahorros y fondo de emergencia en una gran fiesta o en comprar una casa es una decisión que debemos tomar con detenimiento. Si analizas con detenimiento cada una de tus decisiones financieras podrás lograr tanto la boda de tus sueños como la casa que siempre quisiste. 

Etiquetas:
Pareja
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados