La CONDUSEF dice que en México hay 26 millones de tarjetas.
La pregunta del millón sería: ¿Habrá 28 millones de usuarios responsables?

No lo sé Rick. 

Aquí te dejamos algunas señales que dejan claro que perdiste o estás perdiendo en control de tus deudas:

Ya perdiste tu dinero sin antes tenerlo

Caso 1: Antes de recibir tu dinero ya tienes deudas por pagar

En el trabajo, mis amigas y yo, poco antes de que llegara la quincena comenzábamos a armar planes para salir a comer o ir por un helado, pero una de mis amigas siempre nos respondía:

-No amigas, mi dinero ya está dado-

Al principio nos daba risa porque a ella también le parecía gracioso pero con el tiempo, dejó de serlo.

Mi amiga comenzó a ahogarse en las deudas que tenía que pagar con el sueldo que todavía no llegaba y eso la limitaba a no salir, no comprar nada y no disfrutar de su sueldo.

¿Te sientes identificado/a?

Caso 2: Antes de recibir tu dinero ya pensaste en qué lo vas a gastar

¿No te pasa que tienes ansias porque llegue tu dinero para gastarlo en cuanta cosa se te ponga enfrente?

Mi primo era así.

Me decía: -Me quiero comprar unos patines, una bicicleta, un costal de box, unas pesas, etcétera-.

Todavía no llegaba su quincena y ya la iba a gastar en cosas “no tan necesarias”. Jamás se ponía a pensar en sus gastos fijos como: la renta de su departamento, la gasolina de su coche, la despensa y todas esos gastos que necesariamente tenía qué hacer para subsistir.

¿Te ha pasado?

Comienzas a usar tarjetas de crédito para todo

Si vas y te compras unas  donas Krispy Kream, unos calcetines con figuritas de colores, un frappé, revistas y muchas cosas más con la tarjeta de crédito debes saber que esos hábitos de consumo no te dejarán muchas cosas positivas en tu vida financiera.

Por ejemplo: Imagina que pagas un café rumbo a tu oficina todos los días que te cuesta $70 pesos, pasas de largo la fecha de corte pensando que los intereses no aumentarán mucho y te terminas llevando una gran sorpresa. Esos gastos "chiquitos" terminan siendo una bola de nieve si no te sabes organizar.

No olvides que el dinero de tu TDC no es dinero extra de tu sueldo mensual, por eso, debes utilizarlo para solventar tus gastos fijos o hacer compras innecesarias.

Estirar tu tarjeta hasta que esté a punto de reventar, de verdad, no es solución

take it easy

La tasa de interés te está comiendo

¿Sabes qué es la tasa de interés moratoria? Ahí te va:

Esta tasa representa el porcentaje de intereses en caso de pagar después de la fecha límite de pago. Si no planeas pagar la totalidad del saldo al final del mes, no tiene sentido pagar a meses el super o la gasolina o demás servicios.

bebé probando algo que no le gusta

Tu historial crediticio está por la calle de la amargura

Ya no te hacen ningún préstamos porque tu historial crediticio está navegando por aguas turbulentas. Aquí te dejamos el semáforo que indica puntajes y colores, para que cheques cómo andas en ese asunto.

  • Verde: cuando estás al corriente en tus pagos, pagas puntual y no tienes atrasos.

    Este color indica que tu puntaje ronda entre los 850 y 730 puntos.

    ¿Para qué te alcanza?
    Mayor línea de crédito, tarjetas de crédito más atractivas, tasas más bajas, mejores créditos hipotecarios y agilidad en trámites crediticios.

  • Amarillo: Te has atrasado algunas veces pero le estás echando ganitas.
    Puede ser que hayas dejado de pagar una mensualidad de la televisión de paga, del servicio de telefonía celular o de un crédito.

    Este color corresponde a un score de 450 a 550 puntos.

    ¿Para qué te alcanza?
    Puede que las instituciones financieras te pongan condiciones antes de autorizarte el crédito por eso, es posible que te den poca línea de crédito y tasas de interés altas.

  • Rojo: Tienes deudas y formas parte de la cartera vencida de alguna institución.

    Este color tiene un puntaje de 330 a 0 puntos.

    ¿Para qué te alcanza?
    Tarjetas departamentales (si tienes suerte) porque las instituciones crediticias evitarán relación con personas que no tienen buen historial crediticio.

perrito rascando la espalda de su dueño

Retiras efectivo de tu tarjeta de crédito

Cuando se está corto de efectivo resulta muy sencillo ir a cualquier cajero automático para obtener dinero físico a través de la tarjeta de crédito. Esto podría parecer una idea conveniente para una emergencia pero no es algo que deberías hacer cada vez que necesites dinero. Estos movimientos aplican un porcentaje de la cantidad solicitada y una tasa de interés.

gato despertando a su dueña con su patita

La clave está en llevarte bien con tus deudas, administrarte bien y que tus deudas no se conviertan en algo mucho más caro que un boleto de avión en primera clase a Dubai.

¡Venga, tú puedes!

Etiquetas:
Presupuesto Metas
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados