El 12% de nuestro salario mensual se nos va en gastos hormiga. No te vayas a desmayar pero un mexicano promedio gasta $1,200 al mes en puras propinas y si hacemos la suma anual, el gasto total de un año da como resultado: $14,400.

¿Está cañón, no? 

Las preguntas que vamos a responderte el día de hoy, son:

¿Es necesario dejar propina?, ¿Cuánto porcentaje debo dejar?, ¿Es verdad que al “no dejar propina” afecto a cientos de personas?

Aquí te lo decimos por partes.

3 razones por las que sí debes dejar propina

1- Hay establecimientos en donde el salario que perciben los trabajadores es mínimo y la verdadera ganancia la obtienen de las propinas. Otros tantos viven de lo que tú dejas como gratificación.

En algunas ocasiones la lana que das, no solo es para el mesero (también va para el de la caja, la cocina, los de limpieza, el gerente, etcétera).

A los meseros, por lo general se les asigna el 5% del 10% que tú sueles dejar.

2-Si el mesero te dice “en el costo total de tu consumo no viene incluída la propina” quiere decir que es un mesero honesto y que amerita un abrazo y un 15%, 20% o 10% de propina (tú decides). 

Debes aplaudir esto porque los meseros tienen la obligación de avisarte que no te están cobrando la propina precisamente para que apartes una lana para gratificar su servicio. Si no te lo dicen, checa tu ticket y corrobora que lo que te cobren es exacto.

3- Ser mesero es cool. Hay que valorar sus trabajo y gratificar a todos los que nos reciben con buena actitud.

¿Cómo son las propinasen el mundo?

Según datos de la BBC nos confirman que en China no se dan propinas

En Japón dar una propina a un mesero puede causar ofensa.

Francia es aprobó una ley que requiere que los restaurantes agreguen en la cuenta un cargo por el servicio.

En India, muchos restaurantes en India imponen cargos por servicio en las cuentas así que se considera que está bien no dejar una propina.

En Rusia, en algunos lugares se considera ofensivo pagar propinas.

 

Lo que no debes olvidar 

-No te puedes imponer el consumo mínimo, para la otra no dejes que apliquen el clásico: “sin alimentos, no hay bebidas”. 

Esto lo dice el Artículo 58 de la Ley Federal de Protección al Consumidor

-No te pueden cobrar el agua potable. Siéntete con la confianza de pedirte un vasito de agua (lo dice también el Artículo 28 de las Leyes de Establecimientos Mercantiles de la CDMX).

-No pueden llevarte “la cuenta” sin que tú se las pidas. Tampoco tienes que consumir constantemente para seguir en el restaurante, bar o cafetería (Artículo 28).

-El vallet parking no puede dejar tu coche en la calle, deben estacionarlo en un lote seguro (Artículo 52)

-La propina es vo-lun-ta-ria. No es obligatoria, así que no la pueden incluir en tu cuenta. Si lo llegan a hacer, siéntete con la confianza de avisarle a la Profeco.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados