Tener una pareja se debe sentir ligerito, fácil y feliz.
Estamos aquí para disfrutar uno del otro, aprender y hacer acuerdos.

Si sientes que tú y tu pareja andan mal, es importante que replanteen sus hábitos financieros.

La felicidad es tan obvia que la complicamos.

Aquí algunos pasos a seguir:

Díganse la neta 

Este punto es súper importante. Ya viene siendo hora de eliminar el “tabú” que establece que NO es buena idea hablar de dinero en pareja.

Debe haber confianza y apertura. Una pareja es equipo y no tiene nada de malo saber cuánto es lo que ganan. El hecho de “estar juntos” debe ser un beneficio mutuo (financieramente hablando).

1- ¿Quién gana más dinero? Con base en eso, implementen un presupuesto en conjunto para que ambos gasten lo justo.

2- Si ven que ambos están ocultando información, pregúntense directamente: ¿Por qué tendrían que esconder sus ganancias? ¿Se sienten felices con esa dinámica?

3- Cada quién gane y gaste su propio dinero: La regla debe ser que uno paga “x” cosas y el otro “x” cosas y a cada uno le debe sobrar cierta cantidad de dinero para gastarlo en lo que quieran.

(Ustedes decidirán si es para una meta en conjunto o para algo que quieran individualmente). No tiene nada de malo (:

¿Qué tan real es la teoría de la media naranja?

Hemos vivido con esta creencia pero la realidad es que ya somos seres completos. No necesitamos a nuestra "media naranja".

Estamos aquí para complementarnos y hacer equipo, no para llenar vacíos.

¿Qué hace un ser completo?

-Tiene sus propios ahorros y sabe que “ver por uno mismo” no es un acto de egoísmo

-Al mismo tiempo impulsa e inspira a su pareja para lograr sus metas financieras

-Procura a su pareja pero no se olvida de sus necesidades propias

-Se cumple lo que se promete

-No es víctima de nadie porque asume que cada uno tiene la vida que HACE

-Se quiere mucho y quiere con esa misma intensidad a su pareja

Escúchenseeeeeee

¿Qué quiere cada uno?, ¿qué es importante para tu pareja?

Hace días leí un tweet que decía:

Mi novio odia los tenis FILA pero sabe que a mí me encantan.
Hoy me desperté y me dejó un regaló en la sala: 
Eran los FILAAA que tanto quería.

¿Ven? Todo es tan simple como eso. Así debe ser el amor.

“Cada uno da lo que recibe y luego recibe lo que da”.

Evita a toda costa esto:

Conclusión para impulsarse financieramente:

Hablen, hagan acuerdos y quiéranse mucho.

Etiquetas:
Pareja
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados