Muchas empresas contratan a personal nuevo y específicamente a jóvenes recién egresados de la universidad y lo hacen a través de las prácticas profesionales o incluso del servicio social. Al realizar este tipo de prácticas es una buena forma de comenzar a obtener experiencia, para entrar al mundo laboral ya que esto permite a los “becarios” ver y experimentar lo que es un trabajo formal y participar en los proyectos de la empresa aportando nuevas ideas.

¿Qué debo de considerar para contratar a mi practicante?

  • Una de las ventajas es que este ya comenzó a adquirir experiencia y ya sabe la forma de trabajar en el área.
  • Ideas nuevas: los becarios al ser recién egresados tienen conocimientos más actualizados de algunos procesos y herramientas tecnológicas, que ayudarían a simplificar el trabajo.
  • Compromiso: los becarios al realizar sus prácticas ya sea por seis meses o hasta un año, se puede ver que tan comprometidos están con el área y si verdaderamente están interesados por formar parte de la empresa.
  • Actitud: al contar con talento joven tenemos la ventaja que los becarios están llenos de energía y sobre todo tiene las ganas de aplicar sus conocimientos en los proyectos.

“Al realizar este tipo de prácticas es una buena forma de comenzar a obtener experiencia”

 

¡Ojo empresas!

Recuerda que al tener a un practicante es para enseñarles y darle las herramientas para que entren al mundo laboral con el pie derecho y no para mandarlos por el jugo de naranja de las mañanas.

Las jornadas de los practicantes deben ser con un mínimo de cuatro hasta seis horas diarias como máximo, recuerda que ellos van iniciando y como tal no reciben un sueldo para que puedan costear un taxi o Uber de regreso a sus casas.

 

“ Al tener a un practicante es para enseñarles y darle las herramientas para que entren al mundo laboral”

 

Practicantes y becarios…
¿Me conviene quedarme en la empresa?

Uno de los grandes obstáculos a los que se enfrentan los recién egresados, es la falta de experiencia, por ello la importancia de que realicen prácticas profesionales, ya que es una gran oportunidad al ser seleccionados para realizar dichas prácticas en una empresa y a lo largo de esos meses también deben de evaluar si en realidad quieren formar parte de ella.

Considera lo siguiente: 

  • Experiencia: debes de evaluar si la empresa te está brindando experiencia profesional de utilidad, si no llega ser así no te quedes ahí, busca otra opción.
  •  Aprender nuevas habilidades: al entrar te van a ir capacitando para las actividades que estarás realizando en esos meses, aprovecha, por muy básico que sea el trabajo ponle atención, ya que para algunos hasta contestar un teléfono les da miedo.
  • Clima laboral: otro de los factores que debes de considerar es si hay buena comunicación y relación entre el equipo de trabajo de esa área, ya que algunas veces pueden toparse con ambientes tóxicos. 
  • Contactos laborales: aunque no te llegaran a contratar en la empresa nunca descartes esos contactos que hiciste en ese momento, ya que en un futuro te podrían llamar para formar parte de la empresa.

Si bien no podemos contratar a todos nuestros practicantes, por lo menos podemos darles las bases para que sean personas comprometidas con sus futuros trabajos y decirles que errores no cometan o en todo caso darles tips de cursos que pueden tomar que les servirán en un futuro.

Etiquetas:
Líderes Empleo
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados