¿Estás cansado de que todos los planes que quieres cumplir en tu trabajo o tu vida de alguna manera no puedes llevarlos a la realidad? ¿necesitas urgentemente una solución a este problema para cumplir tus metas sin morir en el intento? ¡Aquí tenemos la solución a tus problemas!

Si al igual que a mi te ha pasado alguna vez que tienes demasiados planes o tareas que necesitas cumplir, pero por alguna razón siempre terminas dejándolos a la mitad del camino o simplemente no sabes porque no puedes terminarlos de manera adecuada ¡estas en lugar indicado!

Hoy te vamos a contar como el hecho de que no tengamos objetivos claros y definidos es el primer impedimento para no lograr nuestras metas, pero ¡no te espantes! También te daremos una solución para que no te vuelva a pasar y para eso utilizaremos una técnica que seguro ya has escuchado antes, la famosa metodología SMART.

SMART

¿Qué es el método SMART?

El método SMART (también identificado por su traducción de “inteligente” del inglés) es una metodología que permite integrar los cinco elementos indispensables que se requieren para redactar un objetivo “inteligente” o realmente eficaz, con los cuales puedas diseñar un camino para alcanzar tus metas. Debes saber que este es un método usado por muchas empresas y profesionales de éxito para lograr todo lo que se proponen.

Y SMART no es más que un acrónimo de las siguientes palabras en inglés:

Specific (Específico)

Measurable (Medible)

Achievable (Alcanzable)

Relevant (Relevante)

Time Bound (Limitado en el Tiempo)

sorpresa

Estas palabras son la base para la creación de objetivos que si se pueden cumplir ya que tienen las características mínimas para ser definidos de manera simple. Los objetivos SMART podemos usarlos tanto de manera personal como en la parte laboral, ya que para establecer objetivos de este tipo debemos comenzar por hacerlos fáciles de entender, tanto para nosotros como para los demás (en caso de que estes estableciendo uno para tu equipo de trabajo).

La metodología SMART establece que las metas pueden cumplirse, porque al definir objetivos claros, tenemos la guía básica que necesitamos a lo largo de todo un proyecto para no perder la meta final que deseamos alcanzar. Básicamente con ellos podemos definir los miembros del equipo que necesitamos, asignar tareas y responsabilidades a cada uno de ellos y definir tiempos de entrega de manera clara y sencilla para lograr los objetivos establecidos.

niña los necesito

¿Cómo usar la metodología SMART?

Para utilizar esta metodología de manera adecuada debes de saber que lo primero que tienes que hacer es redactar los objetivos que quieres lograr, cumpliendo cada una de las cinco características que te mencionamos anteriormente, pero para que te quede más claro, te vamos a explicar cada una paso a paso.

Specific (Específico): ¿Qué?

No importa si estas definiendo una meta personal o si lo estas utilizando para definir alguna en tu trabajo, ya que lo importante en este punto es tener la idea lo más concreta posible, ya que de lo contrario corremos el riesgo de perdernos en nuestra propia definición.

Y la mejor manera de hacer un objetivo específico es respondiendo las siguientes preguntas:

¿Qué quiero?

¿Dónde lo quiero?

¿Cómo lo quiero?

¿Quién lo va a realizar?

Ejemplos:

Laboral: Aumentar las ventas de los libros digitales en Ciudad de México un 15% para el 31 de diciembre. Tarea designada a la gerencia del departamento de Marketing.

Personal: Estudiar inglés en una academia online a partir de enero

Comenzar por definir lo que queremos o necesitamos hacer nos va a permitir tener claridad de hacia donde vamos y evitaremos interrupciones o distracciones en el camino. Recuerda

“Mientras más concreta la acción, más claro el objetivo”

Qué quiero?

Measurable (Medible): ¿Cuánto?

Hay una frase que me encanta porque define claramente este concepto: “Lo que no puede medirse, no existe” y nada mas cierto que eso. Si no podemos medir el progreso que tenemos de nuestros objeticos ¿cómo vamos a saber cuánto nos falta para cumplirlo?

Así que cualquier objetivo que vayas a definir debe ser medible. De esta manera podrás llevar el control de manera clara y sabrás con toda la certeza si estás alcanzando tu objetivo o necesitas realizar alguna corrección a tu estrategia.

Ejemplos:

Laboral: Aumentar las ventas de los libros digitales en Ciudad de México un 15% para el 31 de diciembre. Tarea designada a la gerencia del departamento de Marketing.

Personal: Leer 30 minutos al día antes de dormir

Los logros y todos los avances que tenemos siempre deben de medirse y para lograr eso hay que dar seguimiento, evaluar las etapas y corregir los errores sobre la marcha.

“A mayor detalle, mejor control”

Control

Achievable (Alcanzable): ¿Cómo?

Seamos sinceros, cuando ponemos metas que son demasiado ambiciosas es muy difícil que las podamos cumplir y terminan convirtiéndose en muy buenos deseos solamente. Cuando definimos un objetivo SMART, debemos eliminar esa posibilidad y asegurarnos de que se trata de algo que es realmente posible de alcanzar.

Establecer un objetivo realista nos sirve para impulsarnos a seguir adelante sin detenernos, lo cual nos ayuda a identificar si contamos con las habilidad y herramientas necesarias para conseguirlos o por el contrario necesitamos buscarlas para poder alcanzarlo.

Ejemplos:

Laboral: Crear 5 alianzas estratégica en los próximos 6 meses por medio de la organización de foros y eventos para obtener exposición de marca y mejorar nuestra red de proveedores.

Personal: Tomar cursos de baile en una academia en los próximos 8 meses para poder bailar salsa en la siguiente posada navideña

Sea lo que sea que definas, debe significar un reto capaz de sacar lo mejor de ti para mantenerte motivado ya que, el esfuerzo, la dedicación, la pasión y el empeño que pongas va a ir implícito en el logro de un objetivo realista y alcanzable. Tener objetivos imposibles de lograr solo causará un efecto contrario, te desmotiva o te provoca frustración.

“El objetivo debe de ir acorde a tus posibilidades reales.”

Lo logré

Relevant (Relevante): ¿Para qué?

Para que un objetivo sea relevante necesitamos saber muy bien para qué nos puede servir, es decir, necesitamos tener una buena razón para conseguir ese objetivo de lo contrario nadie lo va a seguir.

La manera más sencilla de identificarlo es respondiendo a las siguientes preguntas:

¿Para qué se quiere lograr el objetivo?

¿Es muy importante?

¿Vale la pena?

Si respondes que si a las preguntas tui objetivo esta claro, de lo contrario debes revisarlo, replantearlo o descartarlo. Lo interesante es poder jerarquizarlos, tomar los objetivos más importantes y no dejarnos llevar solo por la ambición, ya que esto nos puede provocar salirnos de la realidad y poner objetivos que no tienen importancia.

Ejemplos:

Laboral: Aumentar el equipo de vendedores de 5 a 8 antes del 30 de septiembre para poder aumentar las ventas en la temporada navideña.

Personal: Ahorrar $200 pesos cada quincena durante un año para crear el hábito del ahorro

«Si es una prioridad, encontrarás un camino. Si no es así, encontrarás una excusa». Jim Rohn.

importante

Time Bound (Limitado en el Tiempo) ¿Cuándo?

Todos los objetivos que queremos lograr necesitan tener una fecha de finalización para te comprometas a hacer todo lo posible para lograrlo. Tener un límite de tiempo nos permite elaborar un plan de acción con etapas y acciones concretas que nos ayuden a llegar de manera más sencilla a la meta que buscamos.

Esto lo hacemos siempre en los proyectos personales, solemos priorizar las cosas urgentes de trabajo o de cualquier otro aspecto y posponemos nuestros sueños porque no les hemos puesto fecha. El tiempo nos ayuda a medir no solo los esfuerzos físicos que requerimos, también los económicos, ver lo que realmente te va a costar algo si no lo terminas a tiempo te ayudará también a ponerle límite a las cosas.

Ejemplos:

Laboral: Crear un e-book gratuito de 20 páginas para ofrecerlo en la página antes del 31 de diciembre para generar una base de datos de contacto contra descarga y así aumentar los suscriptores al blog en un 10% mensual.

Personal: Meditar una hora al día durante de un mes.

“Siempre tienes tiempo para las cosas que pones primero”

Tiempo

Como puedes ver, la metodología SMART es una opción muy buena para establecer tus objetivos de forma clara y sencilla para que puedas cumplirlos. No importa que sean personales o de trabajo, todos tenemos objetivos y queremos conseguirlos con éxito y no dejarlos en el camino, lo único que necesitas es intentarlo, así te darás cuenta de que, estableciendo pequeñas metas de manera clara, te ayudará a ir cumpliendo todas las cosas que quieres hacer sin importar lo complicado que parezca.

¿Te animas a probarlo?

Intentalo

 

Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados