¿Cuántas veces has pensado si deberías comprar algo en ese momento o sería mejor esperar? Si ese es tu caso, el día de hoy te traigo una excelente opción que te va a servir para decidir de una manera más simple y objetiva si esa compra la tienes que hacer de manera urgente o puedes esperar un poco utilizando una matriz muy simple y sencilla que al menos a mí me ha ayudado mucho para hacer mis compras.

Y me refiero a la matriz de decisión de compras, si no sabes de qué estoy hablando sigue leyendo para que lo descubras.

¿Qué es la matriz de decisión de compras?

La matriz de compras es una adaptación de la matriz de Eisenhower, la cual es una técnica que nos ayuda a priorizar tareas de manera fácil y efectiva, ordenándolas en términos de importancia para que las tareas que son realmente importantes no se vean opacadas por las que son urgentes, repentinas e inesperadas.

prioridades

¿Cómo funciona la matriz de decisión de compras?

La matriz funciona por medio de cuadrantes, en los cuales debemos clasificar las tareas (o en este caso, las compras que queremos realizar), de acuerdo con la prioridad e importancia que tienen, en este caso al ser financiera nuestros cuadrantes los vamos a dividir entre si es costoso o no y si lo necesitas o no.

Debo decirte que esta matriz jamás te va a decir que no compres las cosas, eso será una decisión que tú debes tomar, pero nosotros te ayudaremos a que sepas la prioridad que tiene en tu lista de compras y por supuesto hacerte ver que es muy importante que se encuentren en tu presupuesto, de lo contrario no podrás saber si es buena idea que lo compres o no.

matriz compras

¿Cómo utilizar la matriz?

Lo primero que debes hacer para utilizar esta matriz a tu favor es hacer una lista de las cosas que deseas comprar para que podamos colocarlas en el cuadrante que les corresponda y de esta manera puedas tomar tu decisión sabiamente.

Vamos a revisar los cuadrantes de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. En el primer cuadrante (la opción rosa) es en la que debemos poner los objetos que son costosos y que necesitas sin lugar a duda, de esta manera tendrás identificadas las cosas que puedes comprar de manera inmediata, lo único que debes hacer es anotarlas en tu presupuesto. Por ejemplo, si necesitas una silla de oficina para trabajar en home office porque realmente pasas horas sentado, pero no te has decidido a comprarla por el costo, entraría es este cuadrante, SÍ la necesitas y SÍ es costoso, pero debería ser tu prioridad ya que te salvará de un problema de espalda que no te imaginas.

Kate Hudson Writing GIF by The Drew Barrymore Show

Para el segundo cuadrante (la opción morada), vamos a colocar las cosas que son realmente costosas y que, aunque te gustan mucho y mueres por tener ya en tus manos, no son realmente necesarias porque no las necesitas en este momento.

Es decir, podríamos considerarlos como caprichos porque sólo nos harán bien de acuerdo con lo que sentimos, pero no son indispensables. Por ejemplo, comprar el nuevo iPhone que es realmente costoso pero que no necesitas porque el teléfono que tienes es completamente funcional y además no cuentas con los recursos en ese momento para adquirirlo.

La opción aquí es que por supuesto si lo quieres no te prives de las cosas, únicamente que seas realista con tu situación financiera actual y si es algo que realmente quieres ahorres para obtenerlo.

compra ahora

El tercer cuadrante es el más sencillo de identificar, en este vamos a colocar todas las cosas que queremos comprar que son necesarias para nosotros y de un costo muy bajo, por lo que la decisión de compra es inmediata.

Aquí hablamos de artículos que son de uso básico y regularme de un precio accesible, por lo que no tendrás problema en adquirirlos, por ejemplo, una licuadora, una plancha, etc.

barato

El cuarto cuadrante (amarillo) es la última opción, lo último que tendrás en tu lista de compras son esas cosas que a pesar de ser baratas o de un costo muy bajo no necesitas para nada, es muy importante que aquí seas consciente de que tanto vas a usar ese artículo, ya que en ocasiones nos dejamos llevar por una oferta o por un simple capricho y terminamos adquiriendo cosas que no nos sirven de nada.

El ejemplo claro de este cuadrante puede ser la ropa de fast-fashion que en ocasiones es tan barata y no necesitamos, pero nos encanta adquirirla por considerarla parte de lo que necesitamos para estar a la moda.

fast fashion

Ya que conociste todos los cuadrantes es momento de que los pongas en práctica, así que la próxima vez que no sepas si debes comprar algo o no, recuerda en que cuadrante lo pondrías para decidirlo y sobre todo para que pienses en tus finanzas antes de hacerlo, ya que el único responsable de cuidar a tu dinero eres tú.

Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados