Estuvimos investigando y nos dimos cuenta que en México no existe un #DíaDelAhorro.
Esto nos pareció tristísimo porque siempre es buen momento para volver a comenzar, dejar atrás hábitos que arruinan nuestra economía y con el paso del tiempo convertirnos en un ninja de las finanzas personales.

Escogimos “noviembre” porque el 31 de octubre es el Día Mundial del ahorro, por eso creemos que es un mes oportuno. 

Hemos llegado a la época del año de las cien mil tentaciones: ya viene diciembre, el aguinaldo está a nada de llegar, tenemos una lista interminable de regalos e intercambios para Navidad y no sabemos por qué pero a la mayoría nos invade un espíritu turbo dadivoso. Todo queremos comprar y todo queremos regalar.

 

No te agüites por nada de eso porque   armamos un challenge muy completo para que cumplas un objetivo cada día del mes de “noviembre”, te administres bien y seas más feliz (gastando menos).

Aquí comienza el reto del mes del ahorro

Reglas: Debes ir en día por día en orden, dedícale tiempo y hazlo con conciencia. Échale ganitas.

Miércoles 6: Checa qué onda con tus ingresos, ¿cuánto dinero ganas en total? Haz la suma de todo (si eres freelance, haz el cálculo aproximado). 

Jueves 7: Una vez que tengas ese cálculo, checa cuánto de ese dinero se va a gastos fijos (renta, servicios, créditos, gasolina, transporte, Netflix, Spotify Premium, etcétera). Delimita cuánto dinero destinarás este mes y no te pases de eso.

Viernes 8: Haz la suma aproximada de cuánto dinero se te va en “saliditas” al mes.

Para que te des una idea, calcula cuánto gastaste el mes pasado en restaurantes y cuánto se te fue en algún concierto, obra de teatro o eventos así. Suma todo y responde: ¿te pasaste de lanza o estuvo tranqui?, este mes (noviembre) limítate a gastar solo lo necesario.

Sábado 9: Hoy cocina en tu casa. 

Ser tu propio chef también te pone a cargo de la cocina, sabrás lo que tienes en el refrigerador y cómo usarlo para sacarle el mejor provecho. Cuando empiezas a cocinar, aprendes a distinguir cuáles son los ingredientes que suman mucho valor y tienen un precio bajo.

Domingo 10: Encuéntrale sentido a tus domingos. Planifica y cocina el menú de la semana (esto te ayudará a ahorrar una buena lana), arma tu outfitplanner (éste un método infalible para los que llegan tarde al trabajo porque no encuentran sus tenis o no saben qué ponerse). 

Checa esto: Si tienes tu ropa lista, saldrás a tiempo de tu casa, no pagarás Uber ni el segundo piso de Periférico para llegar más rápido, irás tranqui y no llegarás tarde al trabajo.

Lunes 11: Elimina tus gastos hormiga (no gastes en cafecitos, chicles, no comas fuera, evita el heladito o cerveza de último momento).

Martes 12: Registra todos los gastos que hagas en el día. Hoy no te limites y actúa como si fuera un día normal. Al final del día, haz la suma de todo y checa qué gastos son necesarios y cuáles podrías evitar.

Miércoles 13: ¿Cuánto cambio traes en tu cartera? Guarda ese dinero en una alcancía y haz que guardar dinero se vuelva un hábito. Al final de mes deposítalo en una cuenta de ahorro.

Jueves 14: Dobla tu ropa, si corres con suerte, chance y te encuentras un billete por ahí.

Confía.

Viernes 15: Es momento de ir al super a comprar la despensa.
Arma una lista de todo lo que es ne-ce-sa-rio por comprar y no te pases de eso.

*Un buen tip es ir al super con audífonos y mascando chicle*, de esta manera no te dará hambre y la música te concentrará jaja, suena muy extremo pero sí funciona.

Sábado 16: Hoy no caigas en ninguna “oferta”. Hoy no cheques vuelos baratos, hoy no cheques a ver qué sale en Amazon y si resulta muy tentador para ti, no vayas a ninguna plaza.

Domingo 17: Limpia tu casa y separa todo eso que ya no utilices (zapatos, muebles, ropa, libros, cobijas) júntalo todo y busca dónde venderlos. Hay muchos grupos de Facebook, tiendas online de segunda mano o avísale a tus vecinos que harás una venta de garage.

 

 

Lunes 18: Agenda una cita financiera con tu asesor de confianza. Si no conoces a nadie, acá te dejamos alguna opciones.


Martes 19: Levántate temprano, toma agua y tiende tu cama.

Te prometemos que esta es una rutina que te hará empezar tu día con el pie derecho, no es broma. Imaginemos un mundo en el que no andas a las carreras que hasta te da tiempo de desayunar y arreglar tu cuarto. Automáticamente tu cerebro se activa positivamente.

Miércoles 20: Cómprate algo bonito (que no exceda los 300 pesos. Ponte creativo).

Jueves 21: Dedica tiempo para encontrar tu “mantra financiero” para que te acompañe de ahora en adelante.
Piensa esto: ¿Qué frase puede ser tan inspiradora como para lograr cambiar la manera de ver tu dinero?

Ejemplos: Siempre tengo todo lo que necesito. El dinero fluye en mi vida. Todo lo que invierto en mi y en los míos regresa a mí multiplicado 70 veces 7. 

El chiste es encontrar una frase poderosa que te haga creer que neta mereces abundancia.

Viernes 22: No utilices tu celular, sal a caminar a algún museo gratis o parque y ahórrate la salida de hoy en la noche.

Sábado 23: Hoy escríbele una carta a tu viejito del futuro.

¿Qué quieres en un futuro?, ¿dónde vas a vivir?, ¿cuántos años tendrás?, ¿cuánto dinero estarás ganando de tu pensión al mes?, ¿cómo lo vas a lograr?, ¿quiénes te rodean?

Esto te servirá para visualizar tu futuro y te servirá como un recordatorio para empezar a construir el futuro que quieres.

Domingo 24: Que el plan de hoy sea escuchar podcasts, ver series y películas en Netflix.
(Eso no te cuesta tanto como ir al cine, pagar estacionamiento, las entradas y el combo).

 

Lunes 25: Sal temprano de la oficina. Evita el tráfico, estrés y pendientes (si tu jefe no quiere, dile que no sea mala onda, esto es parte de un #challenge que tienes con Querido Dinero).

Martes 26: Haz una lista de tus gastos fantasma y elimínalos.

Recordemos que gastos fantasma es todo eso en lo que estás gastando y que no ves. Ejemplo: la mensualidad del gym al que nunca vas.

Miércoles 27: Haz una lista de tus regalos para Navidad y define cuánto dinero te gastarás por persona.

Jueves 28: Pregúntale a tus amigos si tienen libros financieros. Júntense e intercambien libros. Si nadie tiene ningún libro, diles que cada quien compre uno. Un libro siempre es una buena inversión.

Querido Dinero recomienda estos 6 libros para ser un financiero feliz.

Viernes 29: Invítale un café a esa persona especial (dedica tiempo y dinero a la gente que quieres).

Sábado 30: Arma un vision board con recortes y post-its. 

¿Qué quieres para el próximo año?, ¿vas a cambiar de empleo?, ¿te vas a mudar?, ¿te ves con pareja?, ¿quieres una mascota?. Sé lo más específico posible y ponlo a la vista.

 

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados