Ya conseguiste el trabajo de tus sueños, tiene buenas prestaciones, un salario bastante competitivo y te preguntas, ahora, ¿Cómo lo vas a utilizar? ¿Cómo vas a sacarle el máximo provecho? La respuesta es muy sencilla, debes empezar a planificar lo qué harás con él.

Para poder planificar de forma adecuada nuestro sueldo, necesitamos tomar en cuenta varias cosas:

Una regla muy sencilla y completamente recomendada es la regla 50/30/20.

  • 50% de tu salario se usa para pagar tus necesidades básicas para vivir.
  • 30% de tu salario se usa para tus gustos, pasatiempos, gastos personales y antojos.
  • 20% de tu salario se debe de ahorrar o invertir 

Esta regla sonará muy bien en papel, pero… ¿Qué tan sencillo es seguirla y cumplirla? 

“La regla del 50/30/20”
Metas y presupuesto

Determinar tus necesidades básicas:

El primer paso al planificar tu salario es hacer un presupuesto con todos tus gastos fijos. Lo primero que tenemos que hacer al planificar nuestro sueldo es determinar cuánto podemos destinar a nuestros gastos fijos necesarios y obligatorios. Este monto no debe ser nunca mayor al 50% de nuestro salario y si llega a serlo, tenemos que buscar formas de disminuir nuestros gastos. Si no puedes disminuir tus gastos, entonces deberás buscar un aumento, te dejamos un artículo enfocado a obtener un aumento: Tips para negociar un aumento de salario”. 

Para planificar este rubro debemos hacer un desglose de todos los gastos fijos que podemos tener:

  • Renta o Hipoteca
  • Crédito automotriz
  • Gastos de agua, luz, gas, internet, telefonía, de transporte, comida, etc.

Piensa que este rubro involucra todos los gastos de los cuales tienes cierta certeza que existirán durante el mes (aunque puedan variar un poco en el monto).

Lo importante aquí es mantener un equilibrio que te permita nunca gastar un porcentaje mayor al 50% de tu salario en estas necesidades básicas. Debes poder asegurarte que ninguna deuda, crédito, renta, préstamo personal o financiamiento de auto hará que gastes más de este porcentaje. 

“Hacer un presupuesto con todos tus gastos fijos”

Eso suena caro

Gastos personales:

Al hacer un presupuesto, la mayoría de las personas toman únicamente en cuenta los gastos fijos grandes que tienen, pero ignoran los gastos personales que son mucho más variables. Es decir, ya consideran la renta, luz, internet, agua, gas, gasolina, préstamos, etc. Pero, no suelen tomar en cuenta los pequeños gastos hormiga, que sumándose poco a poco se pueden convertir en una bola de nieve y representar una cantidad más fuerte de dinero, en especial al pasar el tiempo. 

Algunos gastos hormiga son:

  • Ese refresco, agua, jugo, café que compras todas las mañanas.
  • Esa comida a domicilio que sueles pedir cuando no te da tiempo de cocinar.
  • Cualquier app de cobro de entretenimiento, como lo es Netflix, Amazon Prime, Disney +, etc.
  • Una salidita al cine, o a un bar, o una cita de vez en cuando.
  • La anualidad que pagas por una (o más) tarjetas de crédito.

Lo importante de todos estos gastos no es evitarlos o eliminarlos, sino tomarlos en cuenta, llevar un control aproximado de cuánto estamos gastando en actividades recreativas o no esenciales al mes y asegurarnos que estas no superen ese 30% establecido.

Muchas veces, para una persona que aún no tiene un presupuesto establecido, son estos gastos los que superan por mucho los gastos fijos, y es ahí cuando empieza a surgir una mala administración del dinero y empieza a haber problemas económicos y deudas.

Lo ideal en este rubro es empezar poco a poco a catalogar y cuantificar estos pequeños gastos. Es decir, al inicio, intentar llevar un registro y control de dónde y cómo estamos gastando nuestro dinero y asegurarnos de respetar los porcentajes arriba establecidos.

“Lo importante de los gastos no es evitarlos, sino tomarlos en cuenta”

Veamos tu presupuesto

Ahorro e inversión:

Ese rubro suele ser inexistente para la mayoría de las personas, ya que muchos al no planificar o presupuestar su dinero, suelen vivir al día y no les sobra nada al finalizar el mes o quincena. Aunque no lo parezca, este es el rubro más fácil de planificar, ya que apenas recibas tu salario, lo único que debes hacer es pasar la parte proporcional a una cuenta de inversión o ahorro propia, lejos de tu alcance para asegurar que no te puedas gastar el dinero de forma innecesaria. 

Un 20% no representa mucho que digamos, pero al igual que los gastos hormiga, puede convertirse en una cantidad fuerte conforme pasa el tiempo, sin olvidar que esta cantidad en lugar de deberse se irá acumulando con el paso del tiempo.

Este 20% de tu salario servirá para que a futuro puedas adquirir tu propia propiedad, auto, invertir en un negocio o prácticamente la razón que quieras, siempre y cuando el destino de este dinero sea el de ahorrarlo y multiplicarlo.

“Apenas recibas tu salario, debes retirar la parte proporcional a una cuenta de ahorro o inversión”

Cuando te ahorras un poco de dinero.

Ahora cada mes podrás llevar un control más estricto de tus finanzas, el salario que tienes te rendirá mucho mejor y podrás tomar decisiones más acertadas día con día si llevas un control de las cantidades que vas utilizando en cada rubro. 

Aquí lo más importante es empezar de a poco, ir catalogando los gastos que vas haciendo, entendiendo las razones del por qué los llevaste a cabo y, por último, decidiendo cuáles de estos gastos son obligatorios, cuáles son necesarios y cuáles simplemente están de más o fueron hechos por capricho. 

Por último, no debes olvidar la parte de los impuestos, ya que estés o no estés en nómina, deberás asegurarte de cubrir con todo lo necesario para no tener problemas con el SAT. Si eres asalariado, te dejaré a continuación el artículo de “Cómo hacer la declaración anual por tu cuenta”, así como los beneficios que tiene para ti aún si eres trabajador asalariado y se te hacen las retenciones de forma automática. 

Etiquetas:
Ahorro Metas
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados