Regla de oro: Antes de comenzar a vivir bajo el mismo techo, deben tomar en cuenta que todos tenemos contextos sociales y familiares distintos. Cada cabeza es un mundo por eso debemos conocer la historia financiera de nuestra pareja.

Hay que romper el hielo

Vivimos en el siglo XXI ya es momento de normalizar el hecho de “hablar de dinero con tu pareja”.
El amor es bonito cuando se comparte, se habla y se disfruta. No se escondan nada, tengan la confianza de hacerse estas preguntas:

1-Oye mi amor, ¿cuánto ganas?

Ya séeee, esta pregunta saca de onda pero si quieres comenzar una vida junto a alguien, lo mejor es ser sinceros y saber qué onda con sus ingresos reales, ¿no?

2-¿Cuánto dinero disponemos para vivir juntos?

Una vez que sepan cuánto es lo que gana cada uno, será el momento de dividir gastos y comenzar a presupuestar con base en sus posibilidades financieras. 

Hablen de sus deudas y sus compromisos a futuro.

Tomemos en cuenta que una de las principales razones por las que una pareja truena es por cuestiones de dinero.

La magia de las responsabilidades compartidas

Crear un listado de cosas que necesitan para su casa o departamento, ejemplo colchón, estufa, cosas indispensables. 

El fondo de emergencia es cla-ve

Ahorren el dinero suficiente para cubrir por lo menos los próximos 4 meses de gastos de su casa (renta, servicios, internet, comida de su mascota, lavandería o por si alguien se llega a enfermar, etcétera).

Tu pareja es tu familia. Cuando alguien se compromete de verdad en la relación los temas de dinero son súper básicos y ambas personas deben tener en mente sus responsabilidades.

Definan sus gastos individuales

No tiene nada de malo que cada uno tenga sus propios ahorros, no es un acto de egoísmo, lo normal es que cada uno tenga sus metas individuales.

Puede ser desde una maestría hasta un videojuego nuevo, por ejemplo.

Consejos para triunfar en las finanzas con tu pareja

Ludivina Córdoba forma parte del team de asesores en Querido Dinero.
Ella es nuestra gurú en temas referentes a las Finanzas en pareja y obvio le pedimos algunos consejitos.

Esto fue lo que nos dijo: 

  1.  Hagan un PRESUPUESTO para comenzar a acondicionar su nuevo hogar.
    Métanle emoción, decórenlo a su gusto, échenle ganitas con su nido de amor.

    Tomen en cuenta los pequeños detalles como las cortinas para baño, botes de basura, sábanas, toallas, elementos de cocina, persianas, etc.

 

  1. Hablen de sus PRIORIDADES, ¿cuáles son los planes para su hogar?, ¿qué es lo que más necesitan tomando en cuenta sus actividades diarias? Por ejemplo: una tele cool para armar su Netflix and chill los fines de semana.

    ¿Cuáles son sus próximas metas en conjunto? Ejemplo: Ahorrar para en un año, cambiar departamento.

  1. Una pareja es como una empresa, y dentro de una empresa existen ROLES y responsables de cada tarea, así que lo mismo será para tu "nueva compañía" ¿qué rol tendrá cada uno? ¿quién se encarga de planear?, ¿a qué te comprometes? ¿Quién se encarga de las compras o del pago de servicios? Divídanse los gastos.

  1. ¿Y si no funciona?
    Nadie se va a vivir con su pareja pensando que ‘van a cortar’ pero pongan ese tema sobre la mesa: ¿Van a juntar sus bienes?

    Si hacen compras ‘grandes’ (como una casa o un auto) procuren que siempre haya un contrato legal que defina quién es el propietario. Eviten broncas y sustos.

 

Lee: Lo bueno y lo malo de los bienes mancomunados.

Reglamento del amor 

Hagan equipo

Rompan el hielo

Sean sinceros

Repartan responsabilidades

Cumplan sus compromisos

Dividan tareas

Sean justos

Disfruten de su dinero 

Dense mucho mucho amor siempre

(Imprime este reglamento del amor, enmárcalo y cuélgalo en la entrada de tu nidito de amor). 

Make love not war.

 

Etiquetas:
Pareja
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados