Muchas personas tienen la idea errónea que el cálculo de los impuestos (específicamente el Impuesto Sobre la Renta “ISR”) se basa únicamente en aplicar un porcentaje al total de los ingresos que recibimos y que el importe que resulte de esa operación, será lo que deberemos de pagar de impuestos al SAT. Sin embargo, debes saber que para el cálculo del ISR, la propia ley nos dice que para saber cuánto nos corresponde pagar por este impuesto, se debe hacer la siguiente operación: Ingresos (-) Deducciones (=) Base gravable

Básicamente una deducción, es un gasto que, de acuerdo a las leyes fiscales, puede restarse de los ingresos obtenidos con la finalidad de pagar menos ISR. 

persona tomando notas en una libreta

Tipos de deducciones

Debes saber que existen 2 tipos de deducciones: las deducciones autorizadas y las deducciones personales.

Deducciones autorizadas: Son todos aquellos gastos, compras e inversiones, que, dependiendo de la actividad que desempeñes y del régimen fiscal en el que te encuentres dado/a de alta ante el SAT, podrás incluir en tus declaraciones del mes. OJO: No todos los regímenes fiscales pueden hacer estas deducciones, por ejemplo, si estás en el Régimen de Sueldos y Salarios (godín) no puedes aplicar estas deducciones porque el pago de tus impuestos lo hace tu patrón a través de una retención.

Por ejemplo, si eres un emprendedor, que está dado de alta en el régimen de Persona Física con Actividad Empresarial y tienes una pastelería, puedes deducir, entre otros: tu materia prima (harina, leche, huevo, chocolate, ingredientes para decoración), la renta de tu local, equipo de trabajo (horno, refrigerador, utensilios de cocina) compra de mobiliario (sillas y mesas para tu local), los sueldos de tus trabajadores, luz, agua, internet, teléfono, publicidad online, honorarios al diseñador/a que te haga tu logo, un diplomado o curso que estés tomando para mantenerte actualizado/a en tu área, entre muchos otros.

un negocio pequeño de limonada se convierte en un emporio de limonada

Deducciones personales: Son todos aquellos gastos y compras que, sin importar el régimen fiscal en el que estemos dados/as de alta en el SAT, podemos restar de nuestros ingresos acumulables en nuestra Declaración Anual de impuestos que presentamos durante el mes de abril de cada año. Estos gastos se dividen principalmente en: 

  • Salud (gastos hospitalarios, honorarios médicos, psicólogo, nutriólogo, compra de lentes oftálmicos, entre otros)
  • Educación básica (colegiaturas de nivel básico, con límites de montos) y
  • Otros (como gastos funerarios, intereses reales por créditos hipotecarios y aportaciones a tu Afore) 

persona sacando sus impuestos feliz

Requisitos de las deducciones

Como ya te estarás imaginando, hay ciertos requisitos que cumplir, no se trata únicamente de gastar, gastar y gastar e incluir todas esas compras para el cálculo de nuestros impuestos. Los principales requisitos de las deducciones autorizadas son: 

  • Que tengas el CFDI (factura electrónica) de cada una de tus compras y gastos
  • Que hayas pagado con medios electrónicos (tarjeta o transferencia, nunca efectivo)
  • Que estén debidamente registrados en tu contabilidad 
  • Que se resten una sola vez (No se vale que, si en un mes incluiste una deducción, la vuelvas a incluir en meses siguientes aun y cuando no volviste a hacer esa compra o gasto) 
  • Que sea estrictamente indispensable para el desarrollo de tus actividades (a pesar de ser un concepto muy subjetivo y que varía para cada persona, tus deducciones deben ser coherentes con el giro de tu negocio o la actividad que desempeñes)

Para conocer el resto de los requisitos a detalle, puedes consultar el Artículo 147 y 148 de la Ley del ISR.

Agatha guiñando el ojo feliz

Por último…

En pocas palabras, podemos decir que las deducciones nos ayudan a pagar menos impuestos. Sin embargo, debemos ser muy cuidadosos de cumplir con todos los requisitos que establecen las leyes fiscales, de lo contrario, podríamos meternos en problemas no sólo con el SAT sino con cualquier autoridad fiscal. Recuerda que este artículo es meramente informativo y no debería tomarse como asesoría fiscal, te recomiendo ampliamente que, si tienes dudas en específico, te asesores de manera personal con tu contador/a. También puedes seguirme en Instagram como @cooltura.fiscal para conocer más ejemplos y tips sobre las deducciones y otros temas fiscales que seguro te van a interesar!

persona feliz diciendo de nada

Etiquetas:
Impuestos
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados