Hace un par de años leí un artículo de uno de mis bloggers favoritos, Mark Manson, el cual después se transformó en todo un capítulo en uno de los libros más vendidos del 2016, “The Subtle Art of Not Giving a Fuck”.

La idea era simple y sirvió de inspiración para el título de este artículo: si quieres crecer en la vida, acepta que eres responsable de todo lo que te pasa. Y es que todos somos responsables de nuestro comportamiento en el día a día, tomamos responsabilidad por nuestros logros y nuestros errores en el trabajo, pero pocos realmente toman la responsabilidad de su situación financiera. ¿Por qué? Porque es mucho más sencillo culpar a los factores externos de nuestra inhabilidad para crecer nuestro dinero.

Es mucho más sencillo culpar a los factores externos de nuestra inhabilidad para crecer nuestro dinero.

Es tan fácil pensar que no tenemos la responsabilidad de nuestras finanzas que podemos justificarlo con tendencias macroeconómicas que a veces ni entendemos como “la crisis”, “el dólar” o “el gobierno”. Todas ellas son excusas, y aunque pueden ser factores reales para detener el crecimiento económico, no podemos echarles la culpa. La culpa, un concepto fuerte por cierto.

No tienes la culpa de todo, pero eres responsable de todo.

La vida está llena de sufrimientos de todo tipo, no solamente financieros. A veces hay accidentes, a veces hay infidelidades, a veces nos corren del trabajo y a veces perdemos dinero en algo que pensábamos que sería un gran negocio. Pero aunque la culpa y la responsabilidad muchas veces van de la mano, como por ejemplo, cuando te corren del trabajo, normalmente es porque tuviste la culpa y no cumpliste con tu responsabilidad. Pero no siempre es así y para simplificar el concepto, tomemos el ejemplo del accidente.

A mi me gusta salir a pasear a mi perro por las mañanas, normalmente me tardo entre 45 y 60 minutos y se siente increíble empezar el día haciendo ejercicio y conviviendo con un canino que parece una vaca. Este es el perro-vaca, por cierto:

Pero un día que paseábamos por el parque, un vecino pensó que era buena idea salir con su Mastín Napolitano sin correa. Es importante destacar que el Mastín es la raza con el record de Perro Más Pesado del Mundo y también que, según Wikipedia, es una raza que fue criada para pelear contra osos, leones y gladiadores. Ok, fin de la cápsula cultural, era para construir suspenso.

Cuando el perro de mi vecino se topó con mi dálmata, se lanzó a atacarlo y por más que yo lo pateaba e intentaba separarlos, el mastín dejo a mi perrhijo parcialmente moribundo y con un femur afuera de la cadera. Mi perro no podía caminar y estaba sufriendo mucho. Cuando lo llevé de urgencias al veterinario y afortunadamente se salvó, el doctor me dijo que tenía que estar un mes en completo reposo, dentro de una jaula. Me dijo, “yo sé que los dálmatas no pueden estar quietos, pero si no hace reposo total, la pata nunca le va a quedar bien.”

Y este es el momento adecuado para diferenciar entre la culpa y la responsabilidad. Yo no tuve la culpa de que mi perro haya sido atacado por una bestia sin correa, pero si era el único responsable para hacer absolutamente todo lo necesario para su recuperación.

Yo no tuve la culpa de que mi perro haya sido atacado por una bestia sin correa, pero si era el único responsable para hacer absolutamente todo lo necesario para su recuperación.

Cambié unas vacaciones, tuve que pagar un vuelo extra y modificar mi forma de trabajo por más de un mes para poderlo atender más de 5 veces al día...pero mi perro está caminando de nuevo :)

2.- Eres 100% responsable de tu situación económica.

Así como yo era responsable por un accidente que le pasó a mi perro, también soy responsable de mi situación financiera. Es importante entender algo: tu papá no tiene la culpa de que no tengas tanto dinero, ni el presidente, ni tu jefe. De hecho Bill gates va más allá y una vez dijo que “si naces pobre no es tu culpa, pero si mueres pobre sí lo es”.

“si naces pobre no es tu culpa, pero si mueres pobre sí lo es” - Bill Gates

3.- Cuando aceptas responsabilidad de tu dinero, empiezas a tener más dinero

Cuando aceptas esta simple verdad y entiendes que tu situación financiera no depende ni del gobierno, ni de tu jefe, ni de tu pareja...empiezas realmente a trabajar más por tu dinero, empiezas a tomar en serio el ahorro y la inversión y buscas hacer negocios con una mentalidad de riqueza.

Y realmente empiezas a leer y a aprender los trucos de los grandes millonarios cuando te das cuenta de que depende de ti saber sobre Cetes, acciones, fondos, negocios y cualquier oportunidad para crecer económicamente. Nadie te lo va a enseñar, ni en tu casa, ni en la escuela.

Así que si estás atorado en deudas, tienes la responsabilidad de salir de deudas.

Si tienes mal historial crediticio, es tu responsabilidad subir tu puntaje en el Buró de Crédito.

Si tienes un crédito hipotecario, es tu responsabilidad pagarlo.

Si quieres llegar a la tercera edad con cierta tranquilidad financiera, es tu responsabilidad ahorrar para el retiro.


Para tomar responsabilidad, te recomendamos alguno de nuestros Talleres de inversión y finanzas personales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados