Según la legislación mexicana, si un acreedor busca recuperar parte de un adeudo con un embargo, en caso de que la persona que dejó de pagar no tenga bienes, no puede aplicarse. No obstante, existen algunos elementos que deben revisarse en las condiciones en que se firmó el crédito para no tener una sorpresa desagradable.
El embargo es una prevención judicial que se aplica como medida de recuperación de una deuda cuando una persona ha caído en incumplimento de pagos. El principio básico es que el acreedor, a partir de una orden resultado de una orden legal, pueda tomar posesión de los bienes de quien dejó de pagarle y después los remate y obtenga parte o la totalidad del préstamo que dejó de pagarse.
En algunos casos, existen terceros que quedaron involucrados como parte del contrato de deuda o puede ocurrir que se aplica un embargo en el domicilio registrado por el deudor, y, aunque no sea de su propiedad, se procede a tomar los bienes.


¿Qué pasa si hay más personas relacionadas con la deuda?


Para muchos tipos de crédito, las instituciones financieras solicitan tener un aval o un obligado solidario. De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef) un aval es una persona física o moral, que asegura que la deuda será saldada. Por su parte, el obligado solidario, aparece en casos cuando existen más de dos personas en un contrato y ambas quedan obligadas a liquidar la deuda.
En ambos casos, si una persona ha dejado de pagar y se determina un embargo, éste podría aplicar sobre el aval o el obligado solidario. En ese sentido, es muy importante conocer los términos de los contratos para determinar si existen otras personas que podrían ser afectados por una orden legal de embargo.

En el mismo sentido, si en alguna ocasión aceptaste fungir como aval o tercero solidario, debes ser consciente de que hay implicaciones que podría afectar tu patrimonio en caso de que la persona que te solicitó participar como “respaldo” de un crédito, haya dejado de pagar.

GIF de Tom Hanks pensando con la mano en la barbilla
¿Pueden embargar los bienes de una casa aunque no sea propiedad del deudor?


En ocasiones, cuando se aprueba un embargo, la autoridad puede acceder a la propiedad que se dejó como domicilio, aunque lo que haya en el interior no sea propiedad del titular del crédito afectado.
En este caso, los afectados pueden recurrir a una medida legal denominada “Tercerías Excluyentes de Dominio”, bajo la cual, según la Suprema Corte de Justicia de la Nación, los afectados pueden argumentar que no tienen nada que ver con la deuda y recuperar los bienes que fueron embargados de su domicilio.
Ante los escenarios planteados, es muy importante mantener una comunicación estrecha entre la familia, amigos o demás involucrados en una deuda para que conozcan cuál es la situación económica que se tiene a lo largo de la vida del crédito y, en caso de presentarse problemas en la capacidad de pago, notificarlo de inmediato antes de llegar a medidas legales tan determinantes como el embargo.

Will Smith triste en una casa que esta vacia
¡Evita el sobreendeudamiento!

Jack Nicholson moviendo los brazos diciendo que no lo haga
Si bien cualquier persona puede enfrentar problemas para cumplir sus compromisos financieros en cualquier momento ante eventualidades, disminución de ingresos o desempleo, la principal recomendación es buscar soluciones en el primer momento en que haya complicaciones para seguir pagando de forma habitual. Lamentablemente, muchas personas dejan crecer las deudas hasta que se vuelven impagables, o buscan otros préstamos para pagar en donde ya se atrasaron y se convierte en un problema interminable.
Si ya hay señales en tu bolsillo de que tus finanzas no te dan para mantenerte al corriente con tus deudas, puedes buscar la ayuda de profesionales donde una reparadora de crédito como nuestro aliado Resuelve tu Deuda que puede diseñar un esquema acorde a tus posibilidades y evitar temas mayores como los embargos de bienes .

Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados