¡Atención! Este es un artículo dedicado a la generación x, millennials, baby boomers, generación z, etc. Todos son bienvenidos porque en Querido Dinero estamos convencidos de que la edad es solo un número, que nunca es tarde y que este es el momento perfecto para cumplir esa meta que tanto has querido hacer.

Para eso enlistamos 8 metas que puedes elegir e ir cumpliendo a tu ritmo, tomando en cuenta tus finanzas personales y tu situación económica actual.

Todas estas ideas las sacamos de La Aventura de mi Vida, una iniciativa de nuestros amigos de la CONSAR, donde vienen distintas metas financieras (a corto, mediano y largo plazo) dependiendo de tu rango de edad (18 a 27, 28 a 36 y 37 a 45 años).

Es momento de pasar a la acción y cumplir con tus metas de vida.

Hombre con una claqueta de Cine diciendo 'action'

Independizarse financieramente

Elige un plan de vida de acuerdo a tus proyectos y aspiraciones.

Establece un plan de ingresos y egresos y ponte una meta de ahorro, dale un objetivo específico y cúmplelo.

¿Por qué te conviene?

1- Te das cuenta de cómo van tus niveles de progreso

2- Si tienes metas claras te costará menos trabajo tomar decisiones.

3- Tener un objetivo es sinónimo de empuje y motivación.

4- Sabes hacia dónde quieres llegar.

5- Una meta te cambia el chip y te mejora.

6- Te mueves de tu zona de confort.

Date una vuelta por: La importancia de tener metas financieras

Joven aplaudiendo mientras cae confetti

El momento perfecto para ahorrar para tu retiro es hoy


No olvides contar con un Plan Personal para el Retiro porque 7 de cada 10 millennials consideran insuficiente obtener una pensión equivalente a la tercera parte de su sueldo actual (que es lo que todos vamos a recibir gracias al nuevo sistema de pensiones) y saben que el ahorro que acumulen en su cuenta de AFORE será insuficiente para mantenerse en la etapa del retiro. Según datos del estudio: ¿Qué piensan los millennials mexicanos del ahorro para el retiro? hecho por la CONSAR.

Comprar un auto


Elige un auto que se ajuste a tus necesidades y posibilidades económicas actuales para decidir si tu capacidad de pago te permite comprar tu auto de contado o solicitar un crédito bancario o automotriz.

Acuérdate de tomar en cuenta los costos que vendrán después de la compra de tu carro como: tenencia, seguro, placas, verificación vehicular, licencia para conducir, tarjeta de circulación, etc.

Angélica manejando un convertible

Obtener el empleo que quieres

¿Sabes cuánto vale tu trabajo? No todos lo saben. Supongamos que te acaban de buscar para que vendas tus servicios (consultas de nutrición, diseño gráfico, redacción de artículos, etcétera) pero no sabes cuánto cobrar por esos trabajos.

Solución: Busca a tu ex-jefe, amigos en esa industria o a tus maestros de la universidad y definan un tabulador de precios. Pregúntate cuánto quieres ganar y en cuánto tiempo. Ponte metas reales, así tendrás más argumentos para negociar un aumento o encontrar ese trabajo que tanto quieres.

Para más detalles lee: Si quieres un aumento rompe estos tabúes

Andy de El Diablo viste a la moda, llegando a la oficina

Tener un fondo de emergencias


El fondo de emergencia es el primer ahorro que debes para comenzar tu vida financiera con el pie derecho.

La idea es juntar 6 meses completos de tu sueldo actual para sobrevivir ante los gastos de imprevisto. Acuérdate que los accidentes suceden, todos nos enfermamos y muchos hemos pasado momentos de desempleo. Nadie está exent@.

Una ambulancia de los Simpson

Hacer una maestría

Busca los planes y programas de estudio, los requisitos de admisión, los costos y planes de financiamiento.
Proyecta el impacto de tus estudios en tu presupuesto personal o familiar y si aún no sabes por dónde empezar, haz este quiz: ¿Estoy listo financieramente para una maestría?

Hermione usando su varita mágica

Comprarte una casa/depa

Checa qué onda con las alternativas de créditos o préstamos a los que puedas tener acceso. Si vas a pedir un crédito hipotecario toma en cuenta el pago del enganche, plazos y montos a pagar de acuerdo a tus posibilidades económicas y no te olvides los gastos colaterales como la escrituración, remodelación y mudanza, entre otros.

Al comprar un inmueble sabes que estás parado sobre un activo que valdrá mucho más en un par de años

Hombre llegando a su casa mientras sus perros lo reciben

Vivir en pareja (si así lo deseas)

Cuando comienzas a vivir con otra persona (en este caso, tu pareja) algunos gastos tienden a reducirse, principalmente los relacionados a servicios del hogar, como agua, gas, luz, la renta, transporte, etc.

Peeero, los costos relacionados con el entretenimiento podrían aumentar. Ojo con eso. Sean equilibrados y lean: Lo que tienes qué saber antes de que tu novi@ se vuelva tu rommie.

Tom y Summer acostados platicando

¿Qué dice nuestro expertazo?

Obvio que no podríamos terminar este artículo sin antes preguntarle a Pol (nuestro querido amigo y asesor) sobre qué recomienda hacer para no perder de vista nuestras metas financieras. Esto fue lo que nos dijo:

1- Si tienes varias metas, define el plazo para saber en cuánto tiempo esa meta debería estar cumplida. Habrá algunas que quieras cumplir en un mes, un año o diez años, etc.
Ponle orden a tus metas y no te desesperes.

Drake Bell diciendo -tranquilo viejo-

2- Recuerda que todo se puede. No se trata de cumplir todos tus objetivos financieros al mismo tiempo ni de dejarlos en el olvido, se trata de priorizar el orden de tus metas para saber cuál va primero y cuál después. Una vez que tengas esa planeación, cumplir tus propósitos será mucho más sencillo. Tú puedes.

Todo se puede, solo hazlo poco a poco

Etiquetas:
Ahorro Metas
Subscribe to newsletter

¡Únete a la comunidad financiera más chida!

Toda nuestra buena onda financiera directito a tu correo, además de noticias, eventos y contenidos especiales.

¿Te gustó el artículo? ¡Dale share!

Dale like o guárdalo para verlo más tarde

Artículos relacionados